Santo Domingo, 25 de julio.- Con una gran concentración de religiosos evangélicos con el lema “Una Nación, un día” este sábado en el Estadio Olímpico de Santo Domingo concluyo la visita de los misioneros, encabezada por Dominic Russo. La conferencia tuvo por objetivo “pedir a Dios proclamar una mejor República Dominicana y la construcción de un futuro promisorio”.

El orador principal y presidente fundador de la organización MISSIONS, Dominic Russo, pidió mediante oraciones para que la República Dominicana supere sus grandes retos y se convierta en una sociedad en la que el imperio sea el del amor a la familia, a los hijos, al prójimo, a la nación y al liderazgo limpio.

“Yo declaro que desde este momento habrá transformación medible en esta nación. Disminuirá la violencia, pobreza va a disminuir; la prostitución va a disminuir, la injusticia va a disminuir y le diremos al mundo: mantengan sus ojos puestos sobre esta nación, porque el mundo verá que esta nación se levanta para transformarse en una nueva y una mejor República Dominicana”, dijo el misionero cristiano.

Sus palabras fueron traducidas al castellano asistentes y produjeron momentos de grandes emociones en esta actividad realizada en el Estadio Olímpico. Otras concentraciones simultáneas se realizaron ayer en 19 estadios a nivel nacional.

“Mi amor para su nación, por eso es que hemos venido, mi amor hacia este país es tan arraigado que le pedí a mi familia, tienen que venir a la República Dominicana”, dijo. Previamente, las iglesias evangélicas le entregaron un reconocimiento, a través de Ezequiel Molina, de la Batalla de la Fe.

Visita al Presidente Medina

Previo a este evento, el grupo de misioneros cristianos fue introducido al Palacio Nacional por el comunicador y religioso Euri Cabral, mientras que estuvo integrado por el empresario y líder pastoral norteamericano Dominic Russo; Raffy Paz, coordinador nacional del movimiento; Rigoberto Gálvez, coordinador internacional, entre otros líderes religiosos.

Igualmente visitaron al alcalde Roberto Salcedo y fueron entrevistados por diferentes programas de TV locales donde explicaron los motivos de su Conferencia en la República Dominicana y las actividades que estuvieron realizando como acción social tales como reparar unas 100 viviendas, entregar 200 mil pares de zapatos, regalar medicamentos a personas necesitadas y poner en operación pozos de agua, para lo que invertirán unos cuatro millones de dólares.

SOBRE DOMINIC RUSSO:

Dominic Russo es un orador, un humanitario, y un innovador en misiones internacionales. A la temprana edad de 20 años, Domingo fundó Missions.Me y comenzó a organizar campañas de divulgación estratégicos en las ciudades de toda América Latina. Estas campañas multifacéticas incluyen cientos de misioneros voluntarios, proyectos de ayuda a gran escala, y las asociaciones de colaboración con los líderes políticos y religiosos locales. En 2011, Domingo lanzó la visión “1Nation1Day” en Honduras – un proyecto que atrajo el mayor equipo de misiones extranjeras en la historia y fue declarado oficialmente un feriado nacional por el presidente de Honduras. En la semana del 20 de julio 2013 a más de 1 millón de hondureños se llegó personalmente a través de los alcances 1Nation1Day y cada periódico nacional anunciada “Tenemos una nueva Honduras.”

Dominic autor del libro no digas que soy demasiado joven para motivar a las personas a aprovechar su destino, independientemente de su edad. La historia de Dominic reverbera con inspiración y agita los corazones de sueño de una vida totalmente dedicada a impactar personas. En 2010, la esposa de Dominic Lindsay fundó Angel House – una organización que ha proporcionado 72 hogares de rescate permanente para más de 1.800 huérfanos abandonados en la India y una casa de seguridad de 30 víctimas de la trata de personas en Nepal. Juntos, ellos residen en Rochester, Michigan con su hijo Mason.