WASHINGTON, 5 de noviembre.- Un año después de la derrota de Hillary Clinton por Donald Trump, los demócratas tienen dificultades para recuperar fuerzas con vistas a las próximas citas electorales, sin una figura clara para desafiar al impopular presidente republicano en 2020.

Los primeros diez meses del mandato de Trump no han permitido a los demócratas recuperar protagonismo. Son minoritarios en ambas cámaras del Congreso, donde solo tienen cierta capacidad de obstrucción.

Pero algunos legisladores del partido de Barack Obama y Bill Clinton ven el vaso medio lleno. El partido “está más unido y más energizado hoy que hace un año”, declaró a la AFP el senador Chris Coons, en alusión a la brecha que hace poco tiempo separaba a los seguidores de Hillary Clinton y Bernie Sanders.
Cuando faltan unos 1.100 días para la próxima elección presidencial, “no hay heredero ni personalidad dominante en la carrera” para la candidatura demócrata, sostiene el profesor de ciencia política Chris Galdieri, del Saint Anselm College, en New Hampshire.

Un anticipo de la batalla tendrá lugar a partir del año próximo durante las legislativas de mitad de mandato, en noviembre de 2018. “Lo que pase en 2018 será importante para lo que pase en 2020”, dice otro senador demócrata, Chris Van Hollen.

He aquí una lista de potenciales candidatos demócratas para la Casa Blanca en 2020, tomando en cuenta que Hillary Clinton prometió que no se presentará:

– Los septuagenarios –

El senador independiente y demócrata socialista de Vermont Bernie Sanders no ha descartado una nueva candidatura. Participa en mítines, debates televisados contra los republicanos y mantiene el control de una organización de militantes creada durante su campaña. Pero el día de la próxima elección tendrá 79 años.

Su colega, la senadora demócrata de Massachusetts Elizabeth Warren, de 68 años, es popular entre la izquierda del partido por su combate permanente contra Wall Street. Puede nutrirse del mismo electorado que Sanders.

La postulación del exvicepresidente Joe Biden, quien renunció a presentarse en 2016, es un enigma: “He decidido que no decidiré no presentarme”. Tendrá 77 años en 2020.
Cory Cooker y Opra
– Los nuevos –

Cory Booker, senador por Nueva Jersey, es un joven (48 años) orador prodigioso, que cautiva a sus seguidores, además de ser el único senador demócrata negro en la cámara alta del Congreso.

La californiana Kamala Harris, de 53 años, acaba de llegar al Senado con la aureola de un carisma obtenido en su estado como defensora de los derechos civiles y de los inmigrantes.

Otros demócratas posibles: los senadores Chris Murphy (Connecticut), Kirsten Gillibrand (Nueva York) y Sherrod Brown, un populista de izquierda de 64 años; el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, y el gobernador de Montana, Steve Bullock.

– Las celebridades –

Contra Trump, ¿por qué no Oprah Winfrey? La estrella entre las estrellas en Estados Unidos posee su propio imperio mediático y una gran cuenta bancaria.

El multimillonario del deporte y del entretenimiento Mark Cuban, e incluso el gran donante ecologista Tom Steyer también podrían enfrentarse cara a cara a Trump.

– Los desconocidos –

Un legislador demócrata se declaró precandidato para las primarias, el primero y único hasta el momento: John Delaney, nacido en un medio modesto y convertido en millonario.

Otros congresistas mencionados: Seth Moulton, exmilitar diplomado en Harvard; o Tim Ryan, quien pretende representar a las clases populares del Medio Oeste.

Según Matt Paul, consultor demócrata que trabajó para Hillary Clinton el año pasado, los estadounidenses podrían verse tentados por un candidato completamente nuevo.

“Habrá presión e interés por un nuevo rostro, una nueva historia, alguien… que energice y construya de nuevo la base electoral”, afirma.AFP