Los apagones o falta se suministro eléctrico en la República Dominicana se mantiene igual castigando el pueblo dominicano desde el siglo pasado, denostando la incapacidad de soluciones definitivas viables de los gobiernos que en los últimos 25 años han cargado una multimillonaria deuda al país. Ha sido lo peor.

El pueblo dominicano tiene varias generaciones de ciudadanos que no han conocido lo que es el suministro de electricidad normal, debido al traspaso de gobierno a gobierno de la irresponsabilidad estatal porque no ha habido voluntad política en ningunos en resolverlo.

Imagen relacionada

El atraso que representan los “apagones” , la falta de un energía eléctrico apropiado y permanente es imprescindible para el avance hacia el desarrollo de cualquier nación en esta era moderna.

Las diferentes recetas aplicadas por los sucesivos gobiernos dominicanos que van desde ser una empresa estatal, empresas mixtas, partición de inversionistas del sector privado nacional y extranjero, etc… ningunas de esas formulas le han valido al país para resolver el problema en forma definitiva. Los apagones se han convertido en una cultura de castigo para el pueblo, cara y deficiente.

Lo únicos que no pierden en este “servicio” vital en cualquier país normal, son los intereses económicos que cada día más intervienen en el mismo, mientras el pueblo no tiene de otra que pagar las imposiciones de tarifas, aceptar las tandas de “apagones”, cargar con la deuda impuesta irresponsablemente desde el Estado y guardar un poco de memoria de esta “tragedia nacional” para que tenga LUZ cuando tome decisiones en el futuro.