Nueva York, 15 de diciembre.- Una nueva entidad del gobierno dominicano para los dominicanos en el exterior ha dado apertura en esta ciudad, y para tal efecto, vino el canciller de la República Dominicana Andrés Navarro García para encabezar aquí anoche el lanzamiento del Instituto de Dominicanos en el Exterior (INDEX), creado por decreto y cuya legislación cursa en el senado después de ser aprobada en la Cámara de Diputados.

Al acto, celebrado en el Instituto Hispánico de Las Américas del Boricua College, en la avenida Broadway y la calle 155 en el Alto Manhattan, asistieron docenas de dirigentes peledeístas, activistas comunitarios e invitados especiales. La bienvenida estuvo a cargo del Cónsul General Eduardo Selman y el embajador Julio Santana, director del gabinete de relaciones exteriores en la cancillería, quien ofreció una introduccción sobre las motivaciones para la creación del INDEX.

Por su parte, el Canciller Navarro en una exposición en la que resumió los pasos que se dieron con la celebración de asambleas en diferentes ciudades, de las cuales se hicieron sugerencias y propuestas,  explicó el origen, el nacimiento y las funciones del INDEX, del que dijo, será una entidad de carácter académico, cultura e investigativo, y dará oportunidad a extranjeros que quieran colaborar con el desarrollo de la diáspora.

Dijo que el INDEX, era uno de los principales anhelos del presidente Danilo Medina, cuyo criterio es el de no desconectar a la diáspora de la República Dominicana y la dominicanidad.

“Esta es una ocasión muy especial, porque hace unos cuantos meses estuvimos aquí, haciendo asambleas para aplicar el mandato que nos dio el presidente Danilo Medina para hacer realidad esta meta presidencial de abrir el Instituto de Dominicanos y Dominicanas en el Exterior”, agregó el canciller.

Indicó que el INDEX irá creciendo en  la medida en la que la diáspora le vaya dando el tono y apoyo. “El decreto 372-15, es lo que hace posible que el instituto se pueda instalar este mismo año”, añadió el ministro.

Reveló que las oficinas estarán en un edificio de la calle 165 y avenida Broadway en el Alto Manhattan, en el área del hospital Presbiteriano, con el confort y los servicios a la altura de lo que el dominicanos en el exterior, se merecen.

“Esta entidad debe ser moldeada, en función de lo que nosotros entendamos,  lo que debe ser aquí en Nueva York. Puede quedarse en suscita o puede ser enorme, dependiendo de qué tanto podamos proteger y apoyar esta iniciativa”, dijo Navarro.

“Venimos aquí confiando en que se pueda germinar y dar grandes frutos. Nueva York es un terreno muy fértil y no por casualidad tenemos la comunidad más grande y más cohesionada y mayor presencia en el exterior”, precisó el canciller.

“Vamos a comenzar esto como un proceso, pero que no se detenga. Si se queda como una oficina de técnicos sin base social, ustedes saben que va a terminar como una experiencia burocrática más, prácticamente sin  el parto. Si esta oficina se convierte en un catalizador del desarrollo de nuestra gente aquí, no de la asistencia social, porque bastante cansados estamos de la caridad en la comunidad dominicana, y lo que necesitamos es apoyo al desarrollo”, detalló.

“Eso es lo que ha estado haciendo nuestro presidente cuando todos los domingos se interna en remotas comunidades de nuestro país. No es a llevar prebenditas que va, ni mosquiteros ni colchones, sino mecanismos de desarrollo para gente que ya está trabajando, pero lo ha estado haciendo solo”, puntualizó Navarro.

“El instituto viene con ese ánimo, es una visión que se plasma en una estructura institucional y que la traemos a Nueva York para que ayude a motorizar las iniciativas que puedan tener ustedes, y obviamente los miles, cientos o millones de dominicanos en el exterior, que puedan tener iniciativas para ayudar a nuestra propia gente, ayudándose a sí mismos”, dijo.

El canciller sostuvo que “por esa razón, el instituto va a tener áreas de investigación y estudios, que va a necesitar mucho de colegios comunitarios y de las universidades para hacer alianzas estratégicas”.

Agregó que el INDEX va a necesitar y a motivar una red de voluntarios de dominicanos “y a lo mejor de otras nacionalidades que estén dispuestas a aportar parte de su tiempo y su bienestar para ayudar a nuestra gente”.

Manifestó que “yo no tengo dudas de que aquí en Nueva York, tengan decenas de profesionales de origen dominicanos y latinos, que si tienen una estructura fiable para ellos poder aportar a la comunidad, lo harían. Y para eso, está el instituto, vamos a motivar una cadena de solidaridad con otras entidades, vamos a apoyarlas, porque el instituto no viene a competir ni a desplazar las organizaciones que ya nuestra gente ha ido construyendo con el tiempo”.

Navarro expresó que el capital social que la diáspora ha construido, creando organizaciones, el instituto las va a respaldar para que siga creciendo.

“Como político dominicano y dirigente de un partido, quiero expresarles que esto, aunque lo está creando un partido que dirige el gobierno, no es una estructura partidaria. Es una estructura de nosotros los dominicanos y dominicanas, no importa al partido que pertenezcan”, señaló el canciller.

La doctora Ana García Reyes, decana del Colegio Comunitario Hostos, agradeció la apertura del INDEX y se comprometió a respaldar académicamente el proyecto.

En la mesa directiva estuvieron, además de los mencionados, el embajador jefe de la misión dominicana en la ONU, Francisco Cortorreal (Frank) y el embajador alterno en la ONU, Marcos Montilla, hermano de la primera dama y cuñado del presidente Danilo Medina.