Ginebra, 21 de septiembre.- Un árbitro de la Organización Mundial del Comercio (OMC) evaluará la petición de China de que se le autorice a aplicar sanciones comerciales contra Estados Unidos por un total de 7.043 millones de dólares al año, informó hoy la entidad multilateral.

Esas sanciones serían una represalia ante el incumplimiento por parte de Estados Unidos de un dictamen emitido anteriormente por la OMC en una disputa sobre medidas antidumping con China, y que este último país ganó.

La represalia que China quiere tomarse implica la suspensión de concesiones a las importaciones procedentes de EEUU.

Imagen relacionada

El pasado 11 de septiembre, China pidió que se le permita tomar esa medida, tras haber expirado el plazo fijado el pasado 22 de agosto para que EEUU cumpliera con la decisión de la OMC, emitida en mayo de 2017.

Sin embargo, ello no ocurrió, como lo reconoció el propio EEUU en una comunicación circulada entre los Estados miembros de la OMC y en la que reconoció que “sigue consultando” internamente con las partes implicadas sobre las opciones para cumplir con la sentencia del organismo comercial.

El delegado chino en una reunión de hoy del Órgano de Solución de Disputas dijo que su país está “muy decepcionado y preocupado” por esta situación, que ha afectado sus intereses comerciales y económicos.

EEUU respondió asegurando que está dispuesto a discutir este asunto con China, pero rechazó las aserciones según las cuales no había hecho nada para cumplir con la decisión de la OMC.

China y EEUU son los protagonistas principales de lo que parece una imparable guerra comercial, durante la cual ya se han activado varias tandas de subidas de aranceles, con una nueva que se anunció esta misma semana.

El presidente estadounidense Donald Trump dijo que se aplicarán tarifas adicionales a las exportaciones chinas por valor de 200.000 millones de dólares, a lo que China respondió con nuevos aranceles a las exportaciones estadounidenses por 60.000 millones de dólares.

Además, las autoridades chinas están evaluando si cancelan su participación en la ronda de negociaciones comerciales a la que Washington le invitó el pasado día 13. EFE