SAN JUAN, Puerto Rico, 20 de febrero.- Un juez federal aprobó este lunes un préstamo por 300 millones de dólares para la compañía eléctrica de Puerto Rico que, de acuerdo a las autoridades, mantendrá a la agencia en operaciones hasta finales de marzo.

El fallo se presenta días después de que el mismo juez rechazó una solicitud inicial por 1.000 millones de dólares por parte de la junta de control federal que supervisa las finanzas de la isla. El juez dijo que las autoridades no presentaron evidencia suficiente para probar que la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico necesitara el dinero, por lo que el organismo presentó el viernes una solicitud ajustada por 300 millones.

Horas antes de que el juez aprobara el préstamo, el gobernador Ricardo Rosselló declaró que la compañía aún necesitaba un préstamo de 1.000 millones de dólares para mantenerse en operaciones en el futuro.

“Aquí no hay dinero”, destacó. “Estamos en una situación precaria”.

La junta de control no ha respondido a solicitudes de comentario tras la aprobación del préstamo. El órgano de control dijo previamente que planea solicitar más préstamos en las próximas semanas.

Gerardo Portela, director de la autoridad financiera de Puerto Rico, dijo en un comunicado que la compañía eléctrica seguirá buscando todo tipo de fuentes de financiamiento para sus necesidades operativas y de reconstrucción.

Los 300 millones de dólares iniciales saldrían del fondo general del gobierno, pero las autoridades necesitaban el permiso de la corte debido a que la isla pasa por un proceso similar a la bancarrota a fin de reestructurar una porción de su deuda pública de 73.000 millones de dólares, en un contexto de recesión económica que Puerto Rico vive desde hace 11 años.

Rosselló subrayó que el territorio estadounidense se está quedando sin dinero y también necesita otro préstamo por 1.000 millones de dólares que aprobó el Congreso en octubre pasado para las labores de reconstrucción. Las autoridades federales señalaron en diciembre que estaban reteniendo los fondos porque creían que el gobierno tenía suficiente dinero disponible.

Resultado de imagen para puerto rico

La junta de control federal advirtió recientemente que la compañía eléctrica de Puerto Rico podría perder 1.200 millones de dólares en ingresos en los primeros seis meses tras el paso del huracán María, que azotó la isla el 20 de septiembre y destruyó dos terceras partes de la red de distribución eléctrica. Casi 250.000 consumidores continúan sin suministro más de cinco meses después del impacto del meteoro.

El domingo, los funcionarios del gobierno anunciaron que reducirían la reserva operativa de la compañía eléctrica en 450 megavatios para ayudar a ahorrar unos 9 millones de dólares al mes. Afirmaron que los consumidores no resultarían afectados, pero también advirtieron que podría desestabilizar la red eléctrica, la cual sufrió daños severos a causa del huracán.

La compañía eléctrica suma una deuda por 9.000 millones de dólares y Rosselló anunció en enero que planea privatizarla en los próximos 18 meses.AP