EE.UU., (Dominican Journal) USA. Cuidado hijos de Dios antes de mandar cadenas de oración por emails, Facebook, whatssaap, o cualquier medio analice palabra por palabra lo que dice primero, y asegúrese que sea bíblico lo que dice, estas oraciones utilizadas en mensajes en cadenas, pueden convertirse en ocasión de pecado si se agregan ciertos elementos “mágicos”. Yo recibo muchos correos electrónicos, pero muchos más por Facebook y whatsaap con hermosas palabras  que piden al destinatario que le hagan un renvío del mismo. Muchos me han dicho cuando le contesto que no participo de ese tipo de cadenas, que las palabras son hermosas sin en embargo estas podrían ser un terrorismo Psicológico de amenazas; y fetichismos de brujerías, de agoreros, y sortilegio que estarían  atentando contra Dios, su palabra y mi fe como cristiano.

No hay nada malo en recibir de e-mails, textos e imágenes con hermosas oraciones, ni mucho menos retransmitir oraciones o reflexiones que nos hayan parecido muy buenas o con alto contenido de crecimiento bíblico  espiritual. Solo hay que estar muy alertas en estos casos y saber discernir, porque muchas oraciones que recibimos, tanto por correo electrónico, así como por las redes sociales, no son tan inofensivas como parecen. Algunas oraciones en cadenas pueden contener cierto lenguaje supersticioso, y esto podemos apreciarlo cuando notamos que estas sugieren al destinatario que la supuesta “bendición prometida” sólo la podrá recibir si se transmite el mensaje o se hacen cientos de envíos, por ejemplo:

“Debes enviarla a 50 personas para que se te haga realidad tu deseo”

“Sino reenvías este mensaje en los siguientes 5 minutos, algo malo puede pasarte”

“Publica esta imagen y recibirás un milagro”.

“El señor Mengano no lo envió y murió esa misma noche”

“El señor Zutano lo mando y la Lotería se sacó”

“Aprovecha el tiempo de la luna llena, o nueva para ser sanado”

“Tiene que enviarme a mi primero”

“Recibe esta oración, pero no hagas preguntas”

“Si la recibes de nuevo no la repitas”

‘’La corriente de energía seguirá , no rompas la cadena”

“Esta oración es muy potente es un Segulot = medicinas espiritual”

“ Solo 27 palabras, por favor no la rompas algo grande recibirás hoy”

“Si lo rechazas Jesús te rechazará a ti”

“Dentro de 4 minutos alguien te dirá te amo”

“Si en verdad amas a Dios deja lo que estas haciendo y envíaselo a 20 personas”

“Si no lo haces Dios se enojará contigo y te mandará las 10 plagas de Egipto”

“Después de leer esta oración; y renviarla a 12 personas bébete un vaso de agua fría y espera 10 minutos”

Como se puede notar en el componente arriba de estas oraciones en cadenas, con palabras muy bonitas, pero no leído su contenido por la mayoría de los enviantes, esto enmarca claramente, Nueva Era, Vudú, brujería, hechicería, horóscopo, adivinación,  mazonería, terrorismo psicológico, exotérico, fetichismo, Ciencia Unitaria, y la falla mas grande aún es que está totalmente fuera de la Biblia y del Dios de la Biblia.  Por lo tanto, las oraciones utilizadas en mensajes en cadenas, si pueden llegar a convertirse en una ocasión de pecado si se agregan todos estos elementos “mágicos”, terrorismo psicológico, exotérico, fetichismo.

No solo comete la falta aquel que cree en ellas, también lo hace el que la envía, si este tiene el conocimiento de que está mal. Al colocar a las otras personas en ocasión de pecado, estarías tu mismo cometiendo una grave falta hacia Dios y tu prójimo, pues, en vez de buscar su salvación estarías propiciando una posible falta en la otra persona. (1 Corintios 8,12-13).

Hasta la Iglesia Católica romana condena esta practica, y cito: “El Catecismo de la Iglesia Católica dice. La superstición es la desviación del sentimiento religioso y de las prácticas que impone. Puede afectar también al culto que damos al verdadero Dios, por ejemplo, cuando se atribuye una importancia, de algún modo, mágica a ciertas prácticas, por otra parte, legítimas o necesarias “(CIC 2111)’’ fin de la cita hecha. (Lea Deuteronomio 18: 10- 15)

Por lo tanto, tengamos cuidado de no propiciar situaciones supersticiosas y hagamos caer a nuestros hermanos en cosas no agradable a Dios. Recordemos que una cadena de oración bien hecha es una manera de compartir pedidos y compromisos de oración con otras personas y es un acto de fe hacia el prójimo si se hace con recta intención, no la utilices con otros fines ni le agregues elementos “mágicos” “Exotéricos” que nada tiene que ver con nuestra Fe, Dios y su palabra en la Biblia.

¿Quién no ha recibido  alguna vez una de esas odiosas “cadenas”? Esos mensajes en su mayoría amenazadores que pretenden hacerte sentir culpable de algo o amedrentarte con sufrir las llamas del infierno si no lo difundes a 50 personas o lo compartes en tu muro.

Que quede claro a mi no me manden  esos adefesios de oraciones, Yo no creo en fetichismos: yo solo creo en Dios y en él estoy completo (Colosenses 2: 10 y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad.), pero si me pueden mandar todas las bendiciones de Dios; y de su Santa Palabra esas sí las recibo y las necesito cada dia.

Compártaselo a todo el que pueda, sino lo hace…. No le pasará nada.

Un gran abrazo.

AUTOR: Ramón Murray, Ph.D., Th.D., Ed.D.