SANTO DOMINGO, 8 DE OCTOBRE.– China se está moviendo como “pecesito en el agua” en el Caribe y toda Latinoamérica, tratando de obtener alianzas estratégicas que le ayuden a expandir su influencia económica global, especialmente ante  sus “desacuerdos comerciales” con los Estados Unidos en aranceles.

Esa estrategia va desde oferta de apoyo diplomático en las Naciones Unidas a países como la República Dominicana para que tenga un asiento en el Consejo de Seguridad hasta asistencia técnica y expresamente préstamos e inversiones en proyectos portuarios, zonas francas, energía y otros.

Resultado de imagen para CHINA AND DOMINICAN REPUBLIC

Tradicionalmente, las relaciones entre los Estados Unidos y la República Dominicana han sido muy estrechas y la gran diáspora dominicana junto con el intercambio comercial que ambos tienen ha sido dinámico, incluso existe un tratado de libre comercio que junto a los países centroamericanos constituye el llamado DR-Cafta vigente.

Cambios en el gobierno de Danilo Medina

La República Dominicana bajo la Administración del Presidente Danilo Medina ha sido consistente en ofrecer apoyos tíbios a los Estados Unidos y otros países latinoamericanos en temas relacionados con Israel y Venezuela por ejemplo.

Se recuerda que ante la crísis en Venezuela que hoy los organísmos internacionales llaman “humanitaria” el voto del gobierno dominicano no fue solidario con el de Estados Unidos y otros países en las distintas reuniones continentales de la Organización de los Estados Americanos (OEA) por ejemplo que buscaba soluciones viables en tre las partes ante la represión del régimen de Nicolás Maduro, sucesor de Hugo Chávez y su revolución Bolivariana. Ha sido en mayo pasado cuando RD votó por un nuevo diálogo ante la posición de la mayoría de países latinoamericanos y Estados Unidos sobre el fraude electoral en Venezuela.

La crísis humanitaria y migratoria de los venezolanos pudo haberse evitado de haberse hecho acuerdos en la OEA años anteriores.

Por otro lado, las relaciones comerciales con el régimen de Maduro se ha estrechado a un punto tal que Medina se ha ofrecido como mediador entre el gobierno y la oposición de ese país,  tristemente sin resultados. También la PDVSA, empresa del gobierno de Venezuela posee el 49% de las acciones de la Refinería Dominicana de Petróleo (REFIDOMSA) y el gobierno dominicano el 51%. En el pasado, el gobierno dominicano tuvo acceso a precios del barril de petroleo a precios preferenciales, basado en acuerdos bilaterales y regionales.

Ver: Acuerdo RD-Venezuela por Refidomsa 2008

Medios locales hace dos días se han hecho eco en Venezuela de las gestiones actuales del gobierno de Nicolás Maduro para vender parte de PDVSA a los Chinos. No se sabe si el 49% de inversiones que tiene en Refidomsa el gobierno serían parte de esa venta.

En estos momentos se ha informado localmente que los chinos están listos para invertir y prestar recursos a la República Dominicana, lo cual tiene muy exceptico no solo a la oposición política, sino a amplios sectores nacionales que ya se han enterado de los casos enAfrica con países como Zambia y Zimbaue, que por no poder pagar sus deudas, el gobierno chino les ha embargado aeropuertos y bienes del estado, pues generalmente las garantías que exigen los chinos es “Soberana”.

La preocupación se acrecienta con el nivel de endeudamiento que la administración de Danilo Medina ha manejado el país, duplicando la deuda externa en apenas 6 años (de US$14.9 billones a  a US$29.8 billones de dólares).

Por otro lado, el establecimiento de presupuestos deficitarios, para luego tomar prestado y cumplir con el nivel de gastos, ha empeorado la situación financiera, que sigue acumulando deuda excesiva, dicen los expertos.

info-distancia-rd-fl

Reacciones en República Dominicana: El periódico local el Día trae im reportaje indicando que existe preocupación en el gobierno del Presidente Donald Trump sobre la influencia de la avanzada China y especialmente los efectos en la República Dominicana.

“La cercanía del territorio dominicano con Estados Unidos, tanto con la Florida por la parte noroeste del país, como con Puerto Rico por el este, es uno de los puntos que sustentan la inconformidad de la Administración de Donald Trump por el establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y República Dominicana.

Las alertas se dispararon cuando funcionarios chinos anunciaron el interés de inversionistas de ese país en el muelle de Manzanillo, estructura marítima que está a unos mil kilómetros de la Florida.

“La ubicación de República Dominicana con relación a Estados Unidos es uno de los aspectos que más inquietan del establecimiento de las relaciones diplomáticas con China, y además, la forma en que se manejó esa situación llamó mucho la atención”, explicó a el DÍA una fuente.

Distancia RD y China: De acuerdo al mapa a la izquierda, existen 13,481 km Distancia de Santo Domingo a Pekín, según mapa de Google. Vale decir más de 10 veces la distancia que con EE.UU.

Confirmó que Trump ha instruido utilizar todas las “herramientas disponibles” para garantizar que la incursión diplomática de China en el país no ponga en riesgo aspectos considerados estratégicos en la geopolítica de Estados Unidos. Entre esas cuestiones citó la cooperación a través de la USAID a organizaciones sociales y la colaboración en materia de seguridad a través de las Fuerzas Armadas y la Dirección Nacional de Control de Drogas.

“Claro que inquietó la información de que China estaría interesada en el control del puerto de Manzanillo, que está a poca distancia de la Florida, además de que eso le permitiría tener presencia en un país que por el este está a solo 200 kilómetros de Puerto Rico, que es parte de Estados Unidos”, explicó.
Resultado de imagen para puerto de manzanillo en montecristi

El funcionario consultado por el medio mecionado que pidió reservas del nombre, explicó que la Administración Trump se ha interesado más en el caso dominicano que en el de Panamá y El Salvador, aunque en sus exposiciones públicas de rechazo a la incursión diplomática china en América Latina cite por igual a las tres naciones.

Manifestó que Estados Unidos asume que República Dominicana es un aliado suyo, pero no confía en los métodos que utiliza China para atraerse a países y ganar influencias estratégicas. Foto a la derecha del Puerto de Manzanillo en Montecristi.

“El presidente Trump respeta la soberanía de estos países para establecer relaciones diplomáticas, pero ha llamado a preocupación que esto haya ocurrido en medio de un enfriamiento de las relaciones de Pekín con Taiwán y de una especie de guerra comercial con Estados Unidos”, explicó.

Diplomacia — Posicionamiento
La embajadora de Estados Unidos en Panamá fue puntual, al señalar que su gobierno contempla opciones para que sus intereses estratégicos en la región no se vean afectados por el establecimiento de los nexos con China.

Reacción de Mike Pence por posición de China; Debate. Durante el fin de semana el vicepresidente Mike Pence también se refirió al tema, acusando a China de proporcionar un “salvavidas” al presidente venezolano, Nicolás Maduro, con los créditos que concede a Venezuela a cambio de crudo, y condenó que Panamá, República Dominicana y El Salvador hayan roto sus lazos con Taiwán.

También lamentó que el Partido Comunista Chino haya “convencido a tres países latinoamericanos” -en referencia a Panamá, República Dominicana y El Salvador- de “romper lazos con Taipei y reconocer a Pekín”.

“Estas medidas amenazan la estabilidad del estrecho de Taiwán, y Estados Unidos las condena”, agregó.”ELDIA/DJUSA