SANTO DOMINGO,17 de junio.- Los evangélicos marcharon en caravana pidiendo al gobierno, al Ministerio Público y a la justicia unir fuerzas para condenar a todo corrupto comprobado.

La Iglesia de Dios de la Profecía finalizó su 74ta Convención Nacional con una marcha-caravana en contra de la corrupción e impunidad en la que participaron miles de feligreses.

El pastor Flavio Rosario expresó que es tiempo de que toda la sociedad e iglesias evangélicas se sumen a la lucha contra la corrupción porque ésta se roba el futuro de la nación. “Aquí hay cosas que no andan bien, que no nos hacen bien, ejemplo: la corrupción. Tenemos que acabar con la corrupción o ella acabará con nosotros”, declaró Rosario.

Bajo un sol candente y altas temperaturas, miles marcharon y en contra de lo que consideran uno de los flagelos que más daño le hace al país. El pastor Rosario agregó además que el país necesita una justicia independiente, un congreso que sirva de contrapeso, un estado El de derecho, que se protejan los recursos naturales y que se mejore la seguridad social.

“El caso de Odebrecht hay que estudiarlo con profundidad. El pueblo dominicano merece ser respetado, esto no es en contra de un partido u otro, esto es a favor del pueblo”, sentenció Flavio.

El pastor exhortó a todas las iglesias a convertirse en agencias de ayuda hacia sus comunidades, con programas de alfabetización, promoción de la paz, ayuda para matrimonios y familias, socorro para los niños de la calle y prevención de violencia intrafamiliar.

En la marcha también se expresaron en oposición al aborto y la homosexualidad por considerar estas prácticas contrarias a la naturaleza humana y a las practicas de buen cristiano.