Desde la izquierda Kim Jong Un de Corea del Norte y Moon Jae-in de Corea del Sur

SEÚL, COREA DEL SUR, 26 de abril.- HOY ES UN DIA HISTORICO PARA LAS DOS COREAS. Sonriendo y tomados de la mano, el líder norcoreano, Kim Jong Un, y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, se reunieron en la zona desmilitarizada entre ambos países el viernes en la primera cumbre de las dos Coreas en más de un década.

La cita, cuyo objetivo es poner fin a su conflicto de décadas y aliviar las tensiones sobre el programa de armas nucleares de Pyongyang, llega semanas antes de que Kim se reúna con el presidente estadounidense, Donald Trump.

Moon saludó a Kim en la línea de demarcación militar a las 09.30 hora local (0030 GMT), con lo que convirtió a Kim en el primer líder norcoreano que pisa suelo surcoreano desde la Guerra de Corea de 1950-1953.

Resultado de imagen para REUNION DE LOS PRESIDENTES DE LAS DOS COREA

En un gesto no planificado, Kim invitó a Moon a cruzar brevemente la línea de demarcación hacia Corea del Norte, antes de que los dos líderes volvieran a Corea del Sur tomados de la mano.

Ambos recibieron flores de un niño y una niña de Corea del Sur, residentes de un pueblo situado en la zona desmilitarizada.

Al caminar sobre una alfombra roja desplegada para los dos jefes de estado, la pareja se encontró con una guardia de honor surcoreana vestida con trajes históricos y que tocaba música tradicional.

Kim llevaba gafas y su característico traje negro, mientras que el resto de la delegación norcoreana lucía uniformes militares o atuendos occidentales.

Resultado de imagen para kim jong moon in south korea ceremonyKim Yo Jong, hermana de Kim Jong Un, ha hecho un trabajo importante en este cambio

 El líder norcoreano se detuvo para firmar un libro de visitas en la Casa de la Paz de Corea del Sur antes de que los dos se reunieran para una discusión privada.

“Una nueva historia comienza ahora. Una era de paz, desde el punto de partida de la historia”, escribió Kim en coreano en el libro, colocando la fecha y firmando el mensaje.

Moon y Kim se espera que discutan sobre desnuclearización e intercambios entre las dos Coreas y también plantarán un árbol conmemorativo en la aldea fronteriza de Panmunjom.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in (d), y el líder del Norte, Kim Jong-un (i), caminan tomados de la mano en la línea de demarcación militar (MDL), durante una ceremonia de bienvenida en el lado sur de la frontera militarizada que separa a ambos países, antes de iniciar su histórica cumbre el 27 de abril de 2018, en la aldea de Panmunjom en Paju (Corea del Sur). Moon y Kim estrecharon manos y conversaron brevemente en la frontera intercoreana, y a continuación pasearon escoltados por una guardia de honor tradicional coreana y asistieron a una ceremonia antes de dirigirse al interior de la Peace House, donde celebrarán la cumbre. EFE/KOREA SUMMIT PRESS POOL

Estados Unidos espera de que las conversaciones entre Kim y Moon avancen en el logro de la paz y la prosperidad, dijo la Casa Blanca en un comunicado cuando los dos líderes iniciaron su cumbre.

La Casa Blanca también dijo que espera continuar las conversaciones con Corea del Sur en preparación para la reunión prevista de Trump y Kim en las próximas semanas.

Hace apenas unos meses, Trump y Kim intercambiaban amenazas e insultos mientras los rápidos avances de Corea del Norte en la búsqueda de misiles armados con armas nucleares capaces de alcanzar el territorio continental estadounidense aumentaban el temor a un nuevo conflicto en la Península Coreana.

La mañana del viernes, la agencia oficial de noticias KCNA de Corea del Norte dijo que Kim “discutiría abiertamente con Moon Jae-in todos los asuntos que surjan para mejorar las relaciones intercoreanas y lograr la paz, la prosperidad y la reunificación de la Península Coreana”.