SANTO DOMINGO, 10 de Agosto.- Una población de más de dos millones de dominicanos vive en el extranjero, sobre todo en Estados Unidos, según los resultados de un estudio del Instituto Nacional de Migración (INM), reporta EFE.

Eso significa que los dominicanos residentes en el exterior representan más del 22% de la actual población dominicana en el país, que se calcula en 10.766.564 habitantes, e que indudablemente con sus remesas y aportes constituye un soporte altamente importante en el sostenimiento de una parte de la pobración en la nación dominicana.

Según los datos, en 2015 la comunidad dominicana en Estados Unidos se estimó en 1,8 millones de personas, de las que el 43 % nació en ese territorio.

Entre los países de Latinoamérica, la República Dominicana es el quinto país con mayor presencia en Estados Unidos, superado solo por México, Puerto Rico, El Salvador y Cuba, de acuerdo con el análisis ‘Población dominicana en el exterior: Características demográficas y socioeconómicas”, dado a conocer por el INM.

En promedio, 29.108 dominicanos ingresaron cada año a Estados Unidos entre 2000 y 2015, precisó el documento, que agregó que entre 2010 y 2015 la comunidad dominicana en esa nación creció 32 %.

Estudios estiman que en 2014 unos 170.000 inmigrantes dominicanos estaban en condición irregular en esa nación y que entre 2010 y 2015 el 28 % de la población dominicana emigrante en Estados Unidos se naturalizó.

EN ESPAÑA

Por otro lado, el documento indica que en 2016 la comunidad dominicana en España se estimó en 160.913 personas. Entre 2001 y 2011, la comunidad dominicana en esa nación creció un 275,5 % y entre 2010 y 2015 se observó un crecimiento de 35 %.

Un promedio de 8.766 dominicanos entró cada año durante este período a España. Asimismo, entre 2013 y 2016 un total de 39.615 dominicanos se naturalizaron como españoles.

El 90 % de los dominicanos en España está en edad de trabajar, mientras que el 10 % es dependiente.

Las mujeres se ocupan principalmente en las actividades del servicio doméstico, mientras que los hombres lo hacen en la industria manufacturera y la construcción.

La mayor cantidad de dominicanos en España se concentran en Madrid y Barcelona con 32,2 % y 18,2 %, respectivamente.

Otros de los destinos preferidos por los dominicanos es la vecina isla de Puerto Rico, donde residen unos 64.782, según datos de 2015 recogidos en la información.

Entre 2010 y 2015, no obstante, la población dominicana en Puerto Rico disminuyó cerca del 5 %, agregó.

Los demás destinos preferidos por los dominicanos en el continente americano son Canadá, Curazao, Aruba, San Martín, Panamá, Venezuela, Argentina, Costa Rica y México, donde residen más de 84.000 dominicanos.

Oros países donde se radican los dominicanos son Italia, Alemania, Suiza, Holanda, Francia, Austria, Reino Unido y Bélgica.(EFE)

DIASPORA QUE DA SOPORTE A REPUBLICA DOMINICANA

A pesar de la poca participación e importancia que se le permite a los dominicanos en el exterior en las mayores decisiones de la República Dominicana en donde no se les consulta como a otros sectores del país, esos más de 2 millones de dominicanos son un sostén importantísimo para la economía del país.

Comenzando por las remesas en dinero al contado o “cash” que semanalmente envían los dominicanos para el mantenimiento de sus familias en la República Dominicana, sin la cual, la presión social por la pobreza pudiera sobrepasar las estadísticas internacionales a más de un 50% de la población. US$5,365 millones de dólares fueron inyectados a la economía dominicana por los dominicanos en la diáspora.

Por otro lado, es incuantificable en millones de dólares los envíos de cajas y tanques de comida con productos de primera necesidad que llegan a la República Dominicana semanalmente, además de mudanzas, vehículos, equipos y maquinarias en ayuda a las familias. Muchos han calculado que a este renglón debería agregársele igual cantidad en valor que a las remesas en efectivo.

Pero también en viajes y vacaciones hacia el país, lo que ha motivado una serie de vuelos charters y extras de difentes aerolíneas que con las grandes demandas desde ciudades tan importantes como Nueva York, Boston, Miami, San Juan, Madrid, Barcelona y otros, demandan de más asientos aéreos para visitar su país. Estos dominicanos gastan en turísmo interno, en restaurantes, renta de automóviles y en hoteles también.

Otro aporte importante de la diáspora dominicana al país es en el sector de bienes raíces, comprando terrenos, viviendas de todo tipo, principalmente apartamentos de los nuevos proyectos que se han construído en el país.

Es que definitivamente, el dominicano en el exterior no se desconecta de su cultura ni de sus raíces.(DJUSA)