SANTO DOMINGO.- Dos diputados opositores han presentado un proyecto de ley que busca limitar la cantidad y frecuencia de exoneraciones para Congresistas en la República Dominicana ha sido sometido este viernes.

Se trata de la Ley 57-96

El bloque opositor de los diputados Fidel Santana, del Frente Amplio (FA) y Besaida González, del Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC), respectivamente, introdujeron este vienes un  proyecto de ley que modifica la ley 57-96 Sobre Exoneraciones de Impuestos, Tributos, Contribuciones y Gravámenes para los vehículos de motor importados por Legisladores.

Resultado de imagen para diputados santana y gonzalez en rd

Los diputados indicaron que el proyecto busca modificar el Artículo 2 de la Ley 57-96, que otorgó a los senadores y diputados el privilegio de traer al país cada dos años cualquier vehículo de motor, sin ninguna limitación de precio, libre de pago de impuestos y tasas aduanales, para que el valor exonerado sea aplicable sobre los vehículos importados cuyo precio de fábrica en el país de procedencia sea equivalente o inferior al monto de cincuenta mil dólares.

Los diputados Fidelio Santana y Betsaida González explicaron que  el proyecto propone reducir a una sola exoneración durante los cuatro años del periodo legislativo y establece que el vehículo exonerado no podrá ser transferido sino después de un período de cuatro años de haber sido importado.

Asimismo expusieron que la iniciativa está motivada en que la ley de exoneraciones, desde su aprobación en 1996, ha sido abusada por los congresistas y ha afectado el fisco.

Fidel Santana vocero del bloque FA-PQDC declaró que “al no tener topes, la ley de exoneraciones de vehículos a los legisladores se ha distorsionado y es usada para la importación de vehículos de lujo, como son Rolls Royce, Lamborghini, Porsche, Bentleys, Mercedes Benz y Ferrari, los cuales alcanzan valores, sin salir de aduanas, que llegan hasta a 10 millones de pesos,  dejando de pagar impuestos por valores entre tres y siete millones pesos cada uno”.

De acuerdo con el comunicado, el Estado deja de recibir unos 1,000 millones de pesos por las exoneraciones “muchas de las cuales terminan en las manos de empresarios que las utilizan para importar vehículos de lujo, evadiendo el pago correspondiente”.

Santana y González señalaron que “es hora de que el Congreso de la República haga un aporte al país, modificando una ley que otorga un privilegio que es contrario a la precaria situación material en la que viven los dominicanos y dominicanas”.

Agregaron que este proyecto se propone superar la situación legal por medio a la cual  el Estado ha sacrificado cientos de  millones de pesos en virtud de las exoneraciones concedidas a los legisladores, que han servido para que importadores de vehículos de lujo evadan los impuestos correspondientes a la importación de vehículos de lujo.