Con siete puntos clave de Kevin Durant en el último minuto de juego, los Golden State Warriors se colocaron a un paso de reconquistar el título de manos de los Cleveland Cavaliers al vencerlos este miércoles 118-113 en el tercer partido de la Final de la NBA.

Con este triunfo, los Warriors ponen un 3-0 en el marcador de la final, al mejor de siete partidos, contra unos Cavaliers que el pasado año les ganaron en una reñido duelo (4-3).

Durant, que terminó con 30 puntos, acercó a los Warriors a 113-111 con una canasta a 1:15 minutos del final, y les puso por delante 111-114 con un triple a 45 segundos del adiós.

“Ese triple fue un alivio”, dijo Durant. “Todo lo que estaba mirando era el fondo de la red y me aseguré de que mis pies estuvieran detrás de la línea de tres puntos”.

Acto seguido anotó dos tiros libres y Stephen Curry se encargó de liquidar el partido con otro par de cobros, después de que el astro LeBron James perdiera el balón con diez segundos por jugar, al pisar fuera del campo.

Curry terminó con 26 puntos, 13 rebotes y seis asistencias, y Klay Thompson añadió 30 tantos, encestando 6 de 11 triples. Por los Cavs, James volvió a ser el más destacado con 39 unidades, 11 rebotes y nueve asistencias, seguido del base Kyrie Irving, con 38 puntos.

De este modo, los Warriors siguen invictos en los presentes ‘playoffs’, con 15 triunfos consecutivos. El cuarto y decisivo partido se jugará el viernes, también en Cleveland. De vencer, Golden State se convertiría en el primer equipo en la historia de la NBA en ganar todos los partidos de las eliminatorias por el título.

Cleveland está contra la pared, pues ningún equipo de la historia de los ‘playoffs’ ha remontado un 3-0 para ganar una serie, aunque los Cavaliers se convirtieron en el primer equipo de la historia en ganar el título tras ir 3-1 por debajo en la final.

AFP