Santo Domingo, 14 de junio.- Autoridades de Estados Unidos entregaron hoy a la República Dominicana a un ciudadano de este país caribeño vinculado con el asesinato a tiros de un agente policial, en un hecho ocurrido en el año 2013, informó la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) dominicana.

Ramon Aguasviva-Mejia

La Administración para el Control de Drogas (DEA) y el Cuerpo de Alguaciles de Estados Unidos (US Marshals) se hicieron cargo de la extradición de Ramón Emilio Aguasvivas Mejía, que quedó bajo custodia de miembros de la DNCD y de la Procuraduría General de la República a su llegada a territorio dominicano.

El organismo antidroga informó, en un comunicado, de que gracias a la cooperación y las intensas labores de coordinación entre el Ministerio Público y agencias de inteligencia de República Dominicana y Estados Unidos, se logró capturar y luego extraditar al imputado, que deberá responder ante la justicia la acusaciones en su contra.

Aguasvivas Mejía estaba prófugo de la justicia Dominicana desde finales del año 2013, cuando se le acusó de asesinar a tiros al agente Ubri Montero y de herir a otros dos miembros de la Dncd que participaban en un operativo policial en el sector Pueblo Nuevo de Baní (sur).

El imputado, quien llegó procedente de Estados Unidos por el Aeropuerto Internacional de las Américas (Aila), estaba detenido en Boston, Massachusetts, donde fue arrestado por las autoridades norteamericanas en el año 2015, tras emitirse una orden de captura internacional en su contra.

A su llegada a la terminal de Las Américas, Ramón Aguasvivas Mejía, fue entregado al Procurador Fiscal de la provincia Peravia, Félix Manuel Sánchez, quien anunció que solicitará prisión preventiva como medida de coerción contra el extraditado.

La DNCD y la Procuraduría destacaron los altos niveles de cooperación de las agencias de seguridad e inteligencia de Estados Unidos, lo que “permitió la integración de los esfuerzos de ambas naciones y lograr la extradición al país del imputado”, señala el comunicado. EFE