WASHINGTON, 27 de abril.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibió este viernes en la Casa Blanca a la canciller alemana Angela Merkel, para tratar de aproximar diferencias evidentes en temas como intercambio comercial, la OTAN y el acuerdo nuclear con Irán.

Trump saludó a la jefa de Estado alemana como “una mujer extraordinaria” y dijo que los dos gobiernos están “trabajando en diferentes asuntos, incluyendo comercio, incluyendo a la OTAN y cuestiones militares”.

Sin embargo, de la conferencia de prensa conjunta realizada luego de las reuniones la impresión general es que los dos líderes se limitaron a exponer sus puntos de vista, sin avanzar de forma significativa en una aproximación.

Trump, por ejemplo, mencionó que Estados Unidos mantiene con la Unión Europea un déficit comercial, “aunque sea difícil de creerlo, de 151.000 millones de dólares, incluyendo 50.000 millones de déficit anual en automóviles y autopartes”.

“No hay forma de que tengamos un déficit de 151.000 millones. Vamos a hacer que sea recíproco. Vamos a hacer que sea algo más justo, y pienso que al fin de cuentas todo el mundo estará muy contento”, dijo el presidente estadounidense.

– Presidente “obviamente” insatisfecho –

Por parte, a través de una intérprete Merkel admitió que “el presidente (Trump) obviamente no está satisfecho con el lucro comercial. Ya hemos sido capaces de reducirlo, pero aún tenemos mucho por hacer”.
 Image may contain: people sitting, table and indoor
En marzo, Estados Unidos impuso pesados aranceles a la importación de acero y aluminio aunque adoptó una exención temporaria para un grupo de países, incluyendo a las naciones de la Unión Europea, que vence el martes de la próxima semana.

Al ser consultada si este viernes había recibido de Trump alguna promesa de que la exención sería mantenida, Merkel se limitó a decir que “tuvimos un intercambio de puntos de vista”, y que “la decisión será del presidente”.

El jueves, un alto funcionario del gobierno alemán reveló que Berlín no tiene ilusiones con relación a la exención tributaria, y que las tarifas aduaneras estarán vigentes a partir del próximo martes 1 de mayo.

Por su parte, el principal asesor económico de Trump, Larry Kudlow, dijo el jueves que Washington podría mantener la exención de aranceles a los países de la UE en caso de que ese bloque acepte hacer concesiones, y mencionó en particular el mercado automotor.

– OTAN: Trump pide más aportes –

La situación de la OTAN fue otro punto de discordia, y Trump criticó abiertamente a Alemania y al resto de los países europeos por no contribuir de forma suficiente con los enormes gastos de manutención de la alianza militar.

Image may contain: 3 people, people sitting and indoor
“La OTAN es fantástica pero ayuda más a Europa que a Estados Unidos. Entonces, ¿porqué estamos pagando la amplia mayoría de su costo?”, se quejó Trump, para añadir que “estamos protegiendo a Europa, y sin embargo pagamos mucho más que cualquier otro”.

La Casa Blanca insiste en que los países integrantes de la OTAN deben aumentar sus aportes y cumplir con el compromiso de 2% del PIB anual a gastos de defensa.

Merkel, en tanto, prometió que Alemania aumentará sus gastos de defensa “a 1,3% del PIB en defensa (…) No hemos alcanzar el objetivo pero estamos aproximándonos”.

Trump, sin embargo, eludió responsabilizar a Merkel, por esta situación: “no culpo a la canciller Merkel por eso. No culpo a Alemania y ni siquiera a la Unión Europa. Culpo a las personas que me precedieron y permitieron que esto pase”, dijo.

En esta misma jornada el Secretario estadounidense de Estado, Mike Pompeo, criticó directamente a Alemania por esta cuestión al margen de una reunión de cancilleres de la OTAN en Bruselas.

Al ser interrogado sobre si Alemania hacía lo suficiente con relación a sus compromisos financieros en la OTAN, Pompeo fue directo: “No. Deberían alcanzar los objetivos que acordaron”, respondió.

– Acuerdo “insuficiente” con Irán –

Con relación a Irán, Merkel y Trump parecieron haber hallado algún tipo de terreno común, al punto que la dirigente alemana consideró “insuficiente” el acuerdo firmado por varios países con Teherán en 2015.

Esta semana, Trump y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, hablaron de un “nuevo” acuerdo con Teherán para complementar el pacto firmado en 2015, idea que Rusia e Irán ya han rechazado de plano.

En su intervención este viernes, Merkel dijo que el acuerdo existente “no es perfecto”, aunque eludió mencionar la posibilidad de que Alemania se retire del acuerdo.

Trump tiene plazo hasta el 12 de mayo para informar al Congreso estadounidense si cree que Irán cumple o no con el acuerdo, decisión de la que dependerá la permanencia de Washington en ese entendimiento multilateral.

Este viernes, Trump evitó adelantar qué podrá ocurrir si se rompe el acuerdo con Irán, pero fue enfático: Los iraníen “no harán armas nucleares. Pueden apostar a eso. AFP