WASHINGTON, 22 de marzo.- Estados Unidos abria este jueves un nuevo frente para una eventual guerra comercial al anunciar mediadas punitivas contra China que ya advirtia que “luchara hasta el fin” en defensa de sus derechos.

El presidente Donald Trump firmó en la Casa Blanca una Resoluciionn que orienta a su Representante de Comercio a elaborar en 15 días una lista de productos chinos cuya importación a Estados Unidos pasará a ser objeto de pesados aranceles.

Washington alega que empresas estadounidenses son forzadas a repasar tecnología, patentes y propiedad intelectual para operar en China, y ello constituye “competencia desleal” que motiva la adopción de medidas comerciales.

Poco antes de que Trump firmara el decreto, uno de sus asesores, Everett Eissenstat, había mencionado que los aranceles abarcarían importaciones por unos 50.000 millones de dólares, aunque Trump posteriormente elevó esa previsión.

Cuando Lighthizer anuncie esa lista, en un plazo de dos semanas, será posible conocer el valor aproximado de los aranceles.

China replica rapidamente con una nota de su embajada en Washington en la que aseguró que no desea una guerra comercial pero alerta que “no teme ni retrocederá” ante ese escenario.

“Si se inicia una guerra comercial, China luchará hasta el fin para defender sus intereses legítimos con todas las medidas necesarias”, apunta la embajada en su nota.

Por eso, formula un llamado a Washington a que “cese y abandone” esas medidas, “tome decisiones cautelosas y evite colocar la relaciacin comercial EEUU-China en peligro”.

– Deficit “fuera de control” –

Al anunciar las medidas este jueves, Trump dijo que China es un país “amigo” pero dijo que el déficit comercial de Estados Unidos llega tan alto que “esta fuera de control”.