WASHINTON, 25 de julio.- El presidente de Estados Unidos Donald Trump y el de la Comisión Europea Jean Claude Juncker anunciaron este miércoles un pacto para desactivar el conflicto comercial entre Washington y Bruselas que se tradujo en aranceles recíprocos.

Tras una reunión de dos horas en la Casa Blanca anunciaron a la prensa una serie de decisiones que abarcan a la agricultura, la industria y la energía pero cuya exacta magnitud aún no fue expresada.

Resultado de imagen para EEUU y UE anuncian pacto para desactivar su conflicto comercial

Estados Unidos y la Unión Europea (UE) llegaron a un “acuerdo”, dijo Juncker, mientras Trump afirmó que ambas partes quieren llegar a instaurar “tarifas cero” en el comercio bilateral, salvo en automóviles.

Según una fuente europea, algún arancel nuevo será instaurado por Estados Unidos a los autos importados; un tema especialmente sensible para Alemania en donde 800.000 personas trabajan en esa industria.

La UE aumentará “inmediatamente” sus compras de soja estadounidense, dijo Trump quien, de su lado, prometió revisar los aranceles que le impuso al acero y al aluminio importados de Europa.

El mandatario estadounidense estimó tras la reunión con Juncker en la Casa Blanca que las relaciones con la UE entraron en “una nueva fase”.

“Hemos alcanzado un acuerdo”, dijo por su parte Juncker, quien al inicio de la entrevista en el Salón Oval de la Casa Blanca había declarado que Estados Unidos y la UE, que representan la mitad del comercio mundial, son “socios” y “aliados” y no “enemigos”.

Calificado por Trump como un hombre “muy inteligente” pero también “muy duro”, Juncker habló de “un fortalecimiento de la cooperación en el sector de energía”.

El ministro alemán de Economía Peter Altmaier saludó desde Twitter esta “apertura” alcanzada porque “puede evitar una guerra comercial y salvar millones de empleos”.

Pocas horas antes, el presidente chino Xi Jinping había advertido a Trump que nadie resultaría “vencedor” en una guerra comercial como la que lanzó Washington y que desató medidas de represalia contra productos de Estados Unidos

Como prueba de que ese pleito comercial ya afecta a Estados Unidos, Washington había anunciado el martes una ayuda de urgencia de 12.000 millones de dólares para los agricultores perjudicados por las medidas arancelarias aplicadas en represalia por China, la UE, México y Canadá.

Resultado de imagen para EEUU y UE anuncian pacto para desactivar su conflicto comercial

– Reforma de la OMC –

Trump anunció también que Estados Unidos y la UE trabajaron en forma conjunta para reformar la Organización Mundial de Comercio (OMC). En forma especial, puso a China en la mira a la que acusa de transgredir derechos de propiedad intelectual y de forzar a transferirle tecnología.

“Vamos trabajar junto con los socios que comparten nuestras ideas para reformar la OMC y atacar el problema de las prácticas comerciales desleales; incluyendo el robo de propiedad intelectual, la transferencia forzada de tecnologías, las subvenciones industriales (y) las distorsiones creadas por empresas estatales”, dijo Trump.

La víspera de su encuentro con Juncker, Trump se jactó de que fue su postura dura y las amenazas de aranceles a los automóviles lo que llevó al líder europeo a la mesa de negociaciones.

“Lo que la Unión Europea nos está haciendo es increíble”, dijo. “¡Los aranceles son lo mejor!” como respuesta, señaló.

Para no aplicarlos, propuso que todas las partes “eliminen la totalidad de los aranceles, las barreras no aduaneras y las subvenciones”.

“Eso sería realmente libre comercio. ¡Espero que lo hagan, estamos listos, pero no lo harán!”, agregó.

Jactándose de que los países afectados por los aranceles “vuelan a Washington para negociar”, Trump sostuvo que su estrategia dura terminará dando frutos y que “el resultado final valdrá la pena”.AFP