SANTO DOMINGO, 12 de agosto.- Wellington Valenzuela, una de las figuras más destacadas del Rock y el Jazz en la República Dominicana ha fallecido a la edad de 66 años por complicaciones renales. Su deceso se produjo anoche.

Durante su carrera musical fue considerado como uno de sus instrumentistas por excelencia, ejemplo vivo de varias generaciones. “Se apagó la sonrisa eterna de un excelente músico y mejor ser humano. Amigo que extrañaré siempre. Paz a sus restos. Grande eras y serás Welling”, le escribió el actual padrino dominicano del jazz, Fernando Rodríguez Mondesert.

BREVE BIOGRAFIA DE WELLINGTON VALENZUELA

Nació en 1951 en la ciudad de San Juan de la Maguana, República Dominicana, iniciándo su carrera musical a la temprana edad de 17 años, en calidad de músico autodidacta en los géneros de rock y jazz.
Desde finales de los años 60 y principios de los 70, integró varios grupos con músicos locales, que posteriormente tuvieron gran trascendencia de la historia de la música dominicana, trabajando con otros artístas notables como Michael Camilo, Juan Luis Guerra, Guillo Carías, Luis José Mella y Luis Días, abarcando los géneros de jazz clásico, jazz fusión, rock, música popular y música brasileña.

Perteneció a varios grupos o conjuntos musicales, tales como Phanton, Masters, Barroco 21, Michael Camilo & su Red Ught Bond, Los Universitarios, Luis José Mella y su Grupo, Madora, Proyecto Fusión, 4+1, entre otros.

En esas décadas se convirtió en músico profesional, bajo la dirección de la profesora Sonia de Piña. La década de los 80 se considera su período de madurez como intérprete de jazz. Formó parte de los principales grupos profesionales de ese género, entre ellos Grupo de Manuel Tejada y el Grupo Isla.

Este último se considera el grupo de jazz más emblemático y de mayor aceptación entre los dominicanos, el cual estuvo en la cima de la popularidad por una década, llevando el jazz a todos los rincones de la República Dominicana y a varios países americanos y europeos.

En ese mismo período inicia su diversificación como intérprete, incursionando exitosamente en la música popular y en las fusiones de jazz caribeño y experimental, como miembro permanente del grupo de Juan Luis Guerra 440, Grupo de Jochy Sánchez y Grupo de Música Colectiva de Martin Joseph, pianista inglés.

A partir de la década de los 90 ya era un invitado obligado en las producciones y espectáculos especiales de música clásica y de jazz que tomaron lugar en su país, bajo la tutela de reconocidos directores musicales, dominicanos y extranjeros, entre ellos Carlos Piantini, José Antonio Molina, Bienvenido Bustamante, Darío Estrella, Michel Camilo, Bob James, Don Cherry, Chick Corea, Gordon Gotlieb, Lynn Milano, Paco de Lucía, Gonzalo Rubalcaba y George Mancini.

Continuó siendo un instrumentista invitado, reiteradamente, por artistas populares de renombre internacional, tales como Armando Manzanero, Marco Antonio Muñiz, Basilio, Danny Rivera, Roberto Yanés, Betty Misiego, Sophy, Danny Daniel, Maria Marta Serra Lima y muchos otros, para ofrecer espectáculos tanto en la República Dominicana como en el exterior.

Valenzuela se presentó en el exterior, principalmente como exponente del jazz en en Curazao, Perú, Cuba, Venezuela, Washington D. C., Suiza, Francia, España y Brasil.