SANTO DOMINGO, 2 de enero.- El incremento en el  tráfico de drogas sigue sin que haya alguna medida gubernamental que pueda detenerla, todos los días continúan entrando por diferentes vías y regiones las drogas al país.

En uno de los recientes casos del nuevo año, ha sido con un barco con doce tripulantes de diferentes nacionalidades, procedente de Aruba, con mil 600 kilos de cocaína, fue interceptado el domingo en la tarde en alta mar en un operativo conjunto de unidades navales del Servicio de Guarda Costa de Estados Unidos, Holanda, Armada de República Dominicana (ARD) y la Dirección Nacional de Control de Drogas, informaron este martes las autoridades.

Se informó que el barco Kaluba, de matrícula arubeña, capitaneado por José Antonio Quijada Salazar, venezolano, arribó a las 4:40 de la tarde al muelle de San Soucí, escoltado por un Guarda Costa norteamericano, la ARD y oficiales de la DNCD.

El informe de la DNCD establece que la embarcación se dirigía desde Aruba hacia Puerto Plata, y tras ser requisado en presencia del Ministerio Público, se encontraron en su interior 1,502 paquetes guardados en sacos, los cuales pesaron 1,600 kilos de cocaína, que presentó próximo a este mediodía la DNCD en su sede.

La agencia antidroga indica que la incautación de los 1,600 kilos de cocaína, la realizó la DNCD con el apoyo interagencial de la ARD, bajo la coordinación del Ministerio Público, y se informó que las autoridades dominicanas. junto a países aliados, daba seguimiento a un buque con alto perfil sospechoso que fue interceptado por unidades navales de Holanda y Estados Unidos en aguas internacionales y escoltado bajo estrictas medidas de seguridad por miembros de la Armada Dominicana al Puerto de Sans Soucí en Santo Domingo Este.

Precisa la DNCD que luego de 48 horas ininterrumpidas de intensa búsqueda, sus agentes y miembros del Ministerio Público decomisaron la sustancia narcótica oculta en el interior de la embarcación, que está en poder de las autoridades.

La DNCD indica que durante el operativo fueron detenidas 12 personas, que formaban parte de la tripulación, entre los que figuran colombianos, venezolanos, cubanos, nicaragüenses, hondureños y dominicanos.

“Los implicados en este caso están siendo entregados al Ministerio Público para ser sometidos a la justicia por violación a la ley 50-88 sobre drogas y sustancias controladas, mientras las autoridades amplían el proceso investigativo para detener a otros miembros de esta red de tráfico ilícito de drogas”, enfatizó la DNCD en un comunicado.

Resaltó el apoyo de las Fuerzas Armadas, la Policía, la Procuraduría y otras agencias de seguridad e inteligencia, además de la cooperación internacional, lo que ha dado como resultado duros golpes al narcotráfico internacional y evitando que grandes cargamentos de drogas puedan sean introducidos a territorio dominicano.

Resalta la DNCD que junto a la ARD y otras instituciones militares y la Policía, han intensificado los operativos contra los buques subestandar por el alto riesgo que representan para la seguridad marítima al afectar la vida humana y el medio ambiente, además de su posible uso para el tráfico ilícito de drogas.

El cargamento de cocaína fue enviado bajo custodia al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), y resalta la DNCD que es el decomiso más importante registrado durante el año 2017.

En los últimos meses del año pasado, la DNCD junto a otros organismos de inteligencia y seguridad se incautaron de más de dos mil kilos de cocaína que cárteles internacionales intentaron ingresar a dominicano.