MADRID, 16 de junio.- Salvamento Marítimo de España rescató a 933 inmigrantes y halló cuatro cadáveres el viernes y sábado en el Mediterráneo, mientras el país se prepara para la llegada de una embarcación de rescate a la que se le negó el acceso a puerto en Italia y Malta.

La cifra de personas que huyen de la pobreza y los conflictos en botes rumbo a España se duplicó el año pasado y posiblemente volverá a aumentar en 2018, según la agencia fronteriza de la Unión Europea, lo que daría mayor relevancia a la inmigración en la agenda política del país.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ofreció recibir al buque de rescate Aquarius, que transporta a 629 personas, y se comprometió a brindar salud gratuita a los migrantes indocumentados.

Salvamento Marítimo dijo en su cuenta de Twitter (@salvamentogob) que rescató a 507 personas de 59 botes pequeños en el Estrecho de Gibraltar, donde también encontró cuatro cadáveres.

Los otros rescates ocurrieron en el Mar de Alborán, entre la costa noreste de Marruecos y el sureste de España.Reuters

Francia acogerá a los migrantes del Aquarius que quieran vivir en ese país

Resultado de imagen para España rescata a más de 900 inmigrantes en botes, hallan cuatro cuerpos

Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno, ha anunciado que Francia aceptará a los migrantes del barco Aquarius que manifiesten su deseo de viajar a ese país.

Así se lo ha expresado el embajador francés en España, según informa La Moncloa, que ha publicado un comunicado en el que se explica que quienes quieran viajar a Francia deberán pasar primero “todos los protocolos que establece el procedimiento de acogida”.

Un gesto de Francia que, según Moncloa, ha hecho que Sánchez agradezca a su presidente, Emmanuel Macron, por “su cooperación”. “Este es el marco con el que Europa debe dar respuesta”, afirma el Ejecutivo.