WASHINGTON, 4 de noviembre. – Estados Unidos regresa este domingo, 5 de noviembre, al horario de invierno, por lo que se recomienda atrasar una hora los relojes, la noche del sábado antes de ir a dormir, ya que el cambio de horario se registra a las 2 a.m. del domingo.

Estados Unidos retrasa una hora sus relojes la noche del sábado y adoptará el horario de invierno.

El cambio de hora, que se hará efectivo durante la madrugada del domingo, permitirá que la mayoría de los estadounidenses disfruten de una hora más de sueño y que la luz entre por sus ventanas antes de lo habitual.

La medida, que busca la reducción del gasto energético, devolverá al país norteamericano a su diferencia habitual con Europa (GMT -5 en la costa Este), y se mantendrá hasta el segundo domingo de marzo, cuando los relojes se adelantarán una hora, cuando comience nuevamente el horario de verano.