SANTO DOMINGO, 25 de octubre.- Un estudio de la organización internacional Oxfam devela que del presupuesto ejecutado en este 2017, el Gobierno malgasta unos $39,000 millones en sueldos “botellas”, lo que llamamos “clientelismo”.

Esos empleados del gobierno invisibles bautizados como “botellas” reciben este mote porque no asisten a oficina alguna o realizan funciones en beneficio del país y devengan altos salarios; centenares han sido asignados nominalmente en los principales Consulados y Embajadas del exterior, donde se han multiplicado los puestos del Ministerio de Exteriores y de otras dependencias del Estado.

Dicho estudio que detalla Diario Libre titulado “Se buscan: recursos para garantizar derechos”, calculó que para este año el volumen de recursos malgastados sobrepasa los RD$90,000 millones, que equivalen al 13% del gasto total del Gobierno.

Oxfam analizó cinco áreas en las que –estima– el Gobierno malgasta el 2.5% del Producto Interno Bruto (PIB): el uso político de la nómina pública (o “botellas”), corrupción, entidades que duplican funciones, consejos y comisiones que no muestran actividad, uso clientelar de instituciones y gasto desmedido en publicidad y propaganda.

Las “botellas” (término con el que los dominicanos se refieren al pago de un salario a personas que no ejercen una función), se calcula que son el 53% del monto mal gastado. Para determinarlo, se comparó la nómina dominicana con los estándares regionales.

“Si se examina el nivel del empleo público tomando como referencia la cantidad de habitantes del país, República Dominicana registra 58,313.5 empleados/as públicos/as por cada millón de habitantes durante el año 2015, ocupando el lugar 6 entre 17 países de la región”, indica el documento.

El promedio de la región es de 48,351 empleados públicos por cada millón de habitantes y en los 5 países de América Central y el Caribe es de 45,462.6.

Rosa Cañete, una de las autoras del estudio, justifica la metodología ante lo difícil de acceder a la nómina pública para auditarla.

Corrupción

El estudio encontró que la corrupción tiene un costo anual estimado de RD$ 26,000 millones, igual al 0.7% del PIB en 2017. “Este volumen de recursos es 3.5 veces superior al presupuesto dedicado este año a educación inicial. El informe identifica “indicios de duplicidades de funciones en, al menos, 77 instituciones públicas: 34 dependencias sectoriales y 43 consejos/comisiones”. Oxfam aclara que se trata de un estudio exploratorio que amerita que cada caso sea estudiado a profundidad. El ahorro sería de casi RD$13,000 millones equivalente al 0.4% del PIB.

“En cuanto a los gastos con alto potencial de ser dispuestos para uso clientelar, como la publicidad, los viáticos o los fondos para uso discrecional del Presidente/a se proponen medidas que tendrían un ahorro potencial de más de RD$5,000 millones o el 0.1% del PIB”.

Otra visión

En el informe se indica que, de llevarse la relación actual de empleos públicos por millón de habitantes de RD a la media latinoamericana en los 17 países levantados, la cantidad de empleados públicos resultantes para RD ascendería a 491,690 empleados en nómina, unos 100,000 empleados estatales menos que los registrados al cierre del año 2015”.

“De aplicarse esta relación tomando como base la media en los 5 casos de América Central y el Caribe, ascendente a 45,462 empleos públicos por cada millón de habitantes, la cantidad de personas empleadas públicas resultantes para RD ascendería a 462,318 empleados/as estatales. Esta cifra implicaría recortes por casi 131,000 empleos gubernamentales, acercando la relación de estos por cada millón de habitantes a la media regional levantada”, se lee en el documento.

Sobre esa base, estiman que la adecuación del nivel de la nómina pública dominicana a una relación de empleos públicos por millón de habitantes próxima al estándar latinoamericano significaría “un espacio fiscal potencial ascendente a unos RD$ 39,000 millones, o lo equivalente al 1.1% del PIB solo para el año fiscal 2017”.

Cañete señaló que tras presentar el estudio se han comunicado con legisladores, sobre todo con integrantes de la Comisión Bicameral de Presupuesto, con el interés de que en el Congreso se tome en algunas de sus recomendaciones de cómo bajar gastos y destinar recursos hacia una política de vivienda digna.

“Cambiemos las prioridades”

La investigación de Oxfam es parte de la campaña “Cambiemos las Prioridades”, que se ejecuta junto con Casa Ya, una iniciativa de la Comisión de Vivienda y Hábitat de Foro Ciudadano, que demanda al Estado invertir el 1% del PIB al sector vivienda durante 10 años de forma sostenida para eliminar la situación de carencias habitacionales que actualmente afecta al 71% de la población dominicana y, en especial, a las más de 8,000 personas damnificadas por fenómenos naturales, quienes se encuentran en albergues “temporales” en algunos casos desde hace más de 30 años.