octor Porfirio Rojas Nina

SANTO DOMINGO, 7 de octubre.- Murió la madrugada de este sábado, en el Centro Médico Dominicano, el doctor Domingo Porfirio Rojas Nina, exdiputado y activista de los derechos humanos.

Rojas Nina se encontraba interno desde el lunes en el Centro Médico Dominicano, aquejado de neumonía, un infarto cardíaco y un derrame cerebral.

Ocupó varios cargos en los gobiernos de los 12 años del doctor Joaquín Balaguer, incluidos los de director de la Autoridad Portuaria Dominicana, director de la Defensa Civil, fiscal por la provincia de San Cristóbal y Secretario de Estado, y Secretario de Estado sin Cartera en el último Gobierno del doctor Leonel Fernández.

Se destacó por su honradez, hasta el punto de que renunció a este último cargo y devolvió todos los cheques que le habían pagado, porque sintió que no se ganó, en vista de que nunca hizo ningún tipo de trabajo.

Fue fundador de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, (CNDH), entidad en la que ocupó el cargo de Alto Comisionado y luego renunció para fundar el Consejo Dominicano de los Derechos Humanos (CDDH).

Se distinguió por su lucha a favor San Cristóbal, su provincia natal, y como abogado defendió muchos casos de manera gratuita, algunos de carácter político.

Pidió que cuando muriera que lo sepultaran en San Cristóbal, al lado de la tumba de su madre, profesora Mercedes María Nina, de quien nunca se cansó de hablar de todo lo que hizo por él.

Se despidió en vida

Hace poco contó a este redactor que había comenzado su despedida de este mundo, y que por tal razón donó su biblioteca personal con más de mil fotografías, distinciones y otros objetos de su propiedad a distintas instituciones de la sureña.

Contó que lo hizo para cumplir un deseo de su madre, la profesora Mercedes María Nina (Doña Bombola), quien sirvió como educadora durante más de 41 años. Su madre fue profesora de destacados profesionales, incluido el expresidente de la Suprema Corte de Justicia, doctor Jorge Subero Isa.

Su última columna en El Nacional la escribió el 29 de septiembre, bajo el título Fernández Domínguez, dedicada al coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez.

Tenía 80 años de edad y le sobreviven sus hijos Domingo Rojas Pereyra, Evelyn Rojas Pereyra y Jean Carlo Rojas Luciano.