WASHINGTON, 4 de octubre.- La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), a través de su sede nacional en Washington, DC, oficinas regionales en Denton, Texas, y Atlanta, Georgia y enlaces en el Centro Nacional de Huracanes en Florida, está vigilando el trayecto de la depresión tropical 16 que se ha formado en el Golfo de México. Aunque sea demasiado pronto para especificar el trayecto o la magnitud de los posibles impactos de la tormenta, FEMA exhortando a los residentes y visitantes en áreas a lo largo de la Costa del Golfo a seguir las instrucciones de los funcionarios locales.

Según el Centro Nacional de Huracanes, se pronostica que la depresión se fortalecerá y traerá condiciones de tormenta tropical y fuertes lluvias a partes de Nicaragua y Honduras desde esta noche hasta el jueves. Se prevé que el sistema seguirá fortaleciéndose en el Golfo de México y podría afectar a partes de la costa norte del Golfo de los Estados Unidos como un huracán este fin de semana, con impactos de viento directo, marejada de tormenta y fuertes lluvias. Es demasiado pronto para especificar la trayectoria o magnitud de estos impactos.

A partir de las 11 de la mañana, el centro de la depresión tropical 16 estaba ubicado a unas 210 millas al sureste de Cabo Gracias a Dios en la frontera entre Nicaragua y Honduras. La depresión se está moviendo hacia el noroeste a una velocidad de alrededor de 7 millas por hora y se espera que este movimiento continúe hoy. Se pronostica que la depresión estará cerca de la costa de Nicaragua el jueves temprano y que se mueva a través del noreste de Nicaragua y este en Honduras el jueves por la tarde, y salga por el noroeste del mar Caribe el viernes.

La historia nos ha enseñado que el trayecto de una tormenta puede cambiar rápida e inesperadamente. Los residentes y visitantes en áreas que podrían ser afectadas por clima severo, deben seguir monitoreando estaciones locales de radio o televisión para información de emergencia actualizada, y seguir instrucciones de funcionarios estatales, locales y tribales.

La aplicación de FEMA (disponible en inglés y español) proporciona una lista de verificación personalizable de suministros de emergencia, direcciones para refugios y centros de recuperación abiertos, consejos de supervivencia ante desastres y alertas meteorológicas del Servicio Meteorológico Nacional. La aplicación también permite a los usuarios recibir notificaciones que les recuerdan tomar medidas importantes para preparar sus hogares y familias para los desastres.

Consejos de Seguridad y Preparación:

FEMA recomienda a los residentes a lo largo de la Costa del Golfo desde Luisiana a Florida a que supervisen el progreso de este sistema durante los próximos días, tengan en cuenta las instrucciones de los funcionarios locales y sigan los siguientes consejos de preparación y seguridad:

Esté familiarizado con las rutas de desalojo, tenga un plan de comunicaciones, mantenga un radio de pilas a mano y tenga un plan para mascotas. Visite www.listo.gov para aprender estos y otros consejos para las tormentas tropicales.
Si los funcionarios locales o tribales ordenan desalojar, desaloje.

Conozca los términos que se utilizan para identificar el clima severo y hable con su familia para que sepan qué hacer si se emite un aviso o una advertencia.
Para una tormenta tropical:

Una vigilancia de tormenta tropical se emite cuando el ciclón tropical con vientos de por lo menos 39 MPH o más representa una posible amenaza, por lo general en 48 horas.

Una advertencia de tormenta tropical se emite cuando vientos sostenidos de 39 MPH o más asociados con un ciclón tropical se esperan en 36 horas o menos.
Para un huracán:

Una vigilancia de huracán se emite cuando un ciclón tropical con vientos de por lo menos 74 MPH representa una posible amenaza, por lo general en 48 horas.

Una advertencia de huracán se emite cuando vientos sostenidos de 74 MPH o más asociados con un ciclón tropical se esperan en 36 horas o menos. Una advertencia de huracán puede permanecer en efecto cuando el agua está peligrosamente alta o una combinación de agua alta y las olas excepcionalmente altas continúan, a pesar de que los vientos pueden ser menores que la fuerza del huracán.

Las empresas de todo tipo deben prepararse de antemano para evitar la pérdida de vidas, propiedad o interrupción de las operaciones. Las empresas pueden revisar y actualizar sus planes de continuidad de negocio y asegurarse de que su personal sepa qué hacer antes y durante la tormenta. Los recursos están disponibles en sitios de internet como Ready.gov/business (en inglés) y el SBA.gov/disaster-planning (en inglés).