ORLANDO, Fl, 9 de abril. – Una de las mejores maneras de prepararse para la temporada de huracanes es comprando un seguro.  Casi un millón de propietarios presentaron reclamaciones por varias pérdidas aseguradas ocasionadas por el Huracán Irma, según la Oficina de Reglamentación de Seguros de Florida, la cual estimó pérdidas aseguradas que sumaron casi $8 mil millones. Más de 750.000 de las 900.000 reclamaciones fueron presentadas por propietarios residenciales.
Hay 1,7 millones de pólizas del Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones (NFIP, por sus siglas en inglés) en Florida, que tiene el porcentaje más alto—35 por ciento—de pólizas de NFIP de todo el sistema. Cuando Irma tocó tierra el 10 de septiembre de 2017, muchos propietarios de vivienda, inquilinos, y propietarios de negocios tenían pólizas de seguro contra inundaciones, pero muchos otros no las tenían.
Inundaciones pueden ocurrir en todas partes, hasta en áreas de bajo riesgo. Casi 25 por ciento de las reclamaciones provienen de áreas que no se consideran de alto riesgo de inundación y reciben la tercera parte del total de ayuda federal por inundaciones.
Los seguros de vivienda, inquilinos, y negocios no suelen cubrir daños por inundación, y por eso es importante que residentes de Florida compren pólizas de NFIP ahora. Pólizas de NFIP se vuelven efectivas 30 días a partir de la fecha de compra. El seguro contra inundaciones paga a los asegurados incluso cuando no hay una declaración de desastre federal.
Las inundaciones son los desastres naturales más comunes y costosos en los Estados Unidos. Para propietarios que no cuentan con seguro contra inundaciones, puede ser demasiado costoso arreglar o reconstruir.
Asegurados bajo en NFIP han recibido más de $887 millones en pagos del seguro para arreglar y reconstruir desde el Huracán Irma. Muchos de los asegurados recibieron pagos adelantados de hasta 50 por ciento—casi $121 millones—para minimizar la espera de fondos para comenzar los trabajos.
Al llegar a mediados de marzo de este año, 97 por ciento de las más de 28.000 reclamaciones que se habían presentado al NFIP se habían cerrado, con un pago promedio de $49.000.
Propietarios de vivienda, inquilinos, y propietarios de negocios que viven en comunidades que participan en el NFIP son elegibles para comprar seguro contra inundaciones a través de un agente de seguros o un asegurador que participa en el NFIP.
Para averiguar si una comunidad participa en el NFIP, pregunte a un agente de seguros o visite la página www.fema.gov/cis/FL.html (enlace en inglés).
Un edificio residencial de una familia se puede asegurar hasta un máximo de $250.000, y el contenido hasta $100.000. Inquilinos pueden asegurar su contenido hasta $100.000. Propietarios de edificios no residenciales pueden asegurar sus edificios hasta $500.000 y el contenido hasta $500.000.
El costo de una póliza depende del riesgo de inundación, pero el costo anual promedio a un propietario de vivienda es de aproximadamente $700.
Para encontrar un agente que vende seguro contra inundaciones, comuníquese con el Centro de Llamadas para Referidos al NFIP al
800-427-4661.
Para más información general sobre seguro contra inundaciones, comuníquese con su administrador local de valles de inundaciones, el NFIP llamando al 800-427-4661, o su agente de seguros. Usuarios de TTY pueden comunicarse con el NFIP llamando al 800-427-5593. Envíe un correo electrónico a FloodSmart@dhs.govpara solicitar información en idiomas distintos al inglés. Información también está disponible en www.FEMA.gov/es, las preguntas frecuentes (enlace en inglés) y en www.FloodSmart.gov (enlace en inglés).
Para más información sobre la recuperación, visite www.FEMA.gov/es/IrmaFL, o síganos en @FEMARegion4 en Twitter y en la página de FEMA en Facebook.