Robert Redford Y Jane Fonda

A cincuenta años del estreno de Descalzos por el parque, la película de Gene Saks que los unió en pantalla como un joven y conflictivo matrimonio, Jane Fonda y Robert Redford recibieron un merecido homenaje en Venecia.

Felices y tomados de la mano, los actores fueron recibidos por una multitud de fotógrafos y un numeroso grupo de fans y curiosos que les brindaron una ovación ni bien aparecieron en escena. Y es que, además de recibir sendos Leones de Oro para distinguir
sus trayectorias, los actores presentaron Our souls at night, la película producida por Netflix que vuelve a reunirlos, esta vez, para contar una historia de amor maduro.

Según informó DPA, Redford, de 81 años, contó en rueda de prensa que ha querido hacer este film por tres razones: primero porque apenas se hacen películas para “un público adulto”, segundo porque cree que el cine romántico perdura y, en tercer lugar, para volver a trabajar con Fonda. “Quería hacer otra película con Jane antes de morir. Tenemos una larga historia en el cine”.

El actor, en tanto, hizo a un lado su veta política y se negó a opinar sobre la gestión de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. “No quiero entrar en cuestiones políticas. No quiero hablar de la situación actual porque eso sería entrar en política, y no estamos aquí para eso. Pero déjeme decir que hay esperanza y eso es lo que cuenta”, dijo el actor, director y productor, sencillamente vestido con un jean, remera blanca y saco gris.

Fonda, en tanto, aseguró que Our souls… enseña que “nunca es demasiado tarde” y ensayó un paralelismo con Descalzos por el parque. “Me he dado cuenta de que la dinámica entre los personajes presentaba analogías con Our souls at night. Esta película corona nuestras carreras. Empezamos y terminamos juntos”, aseveró Fonda, pese a que en tono de broma confesó que “es demasiado tarde” para que ellos inicien un romance.

Mirá el teaser de Our Souls at Night, el nuevo film de Jane Fonda y Robert Redford

“Las cosas con Jane fueron perfectas desde el primer instante. Nuestra relación nunca necesitó explicaciones, todo se colocaba en su sitio. Hay amor, conexión, trabajo”, contó Redford. Ella también tuvo elogios para él, al asegurar que “besa de maravilla”.

Finalmente, los actores dieron cuenta del modo en el que paso del tiempo los afecta en lo cotidiano. Mientras que Redford contó que le resulta muy duro darse cuenta que el cuerpo ya no puede “hacerlo todo”, Fonda se puso nostalgiosa y reflexiva. “No he sido la madre que debí ser y eso nunca lo superas”, dijo. “Si tuviera la posibilidad de rehacer algo, elegiría eso. Cuando estés a punto de morir, no importan los premios o las películas. Cuenta si tus amigos y tu familia te aman, si hiciste todo lo que pudiste”.