Rick Scott, gobernador de Florida y Ricardo Rosello, gobernador de Puerto Rico

San Juan, PR, 5 sw febrero.- El presidente de la Cámara Baja de Puerto Rico, Carlos Méndez, se reunió hoy con el gobernador de Florida Rick Scott, para tratar temas relacionados con la ayuda que se está suministrando a cerca de 380.000 puertorriqueños que emigraron a ese estado tras el paso del huracán María en septiembre pasado.

Scott se encuentra hoy en Puerto Rico, donde se reunió también con el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, y funcionarios de manejo de emergencias para ofrecerles asesoría y apoyo con los esfuerzos de recuperación después del ciclón.

En la reunión con el líder de la Cámara de Representantes, de la cual también participó el presidente del Senado de la isla, Thomas Rivera, Méndez recalcó la importancia de que se encuentre vivienda de interés social, así como puestos de trabajo y oportunidades educativas a los afectados por María que emigraron.

“Fue una reunión muy productiva en donde tocamos muchos temas de gran importancia para la comunidad puertorriqueña en Florida. El gobernador Scott, a quien agradezco por venir a Puerto Rico para reunirse con nosotros, nos ofreció detalles de las labores realizadas por el estado, particularmente para proveer seguro médico”, dijo Méndez en un comunicado.

En este sentido, indicó que en esa “área estamos bien avanzados. Al igual que en el sector de empleos. El gobernador nos informó que en Florida existen unas 260.000 plazas de trabajo y que la mayoría de los puertorriqueños que se fueron desde octubre ya están trabajando. Esa es una buena noticia”.

Por su parte, Scott subrayó que el estado “ha eliminado muchos de los requisitos de licenciamiento para carreras profesionales, con el fin de fomentar que los puertorriqueños logren conseguir un empleo”.

Méndez también dijo que aún “existen muchas cosas por trabajar. Por ejemplo, el estado de Florida tiene una carencia crasa de viviendas, eso nos dijo el gobernador, y aunque ellos están haciendo lo posible por mejorar la situación, no hay un remedio rápido. Esto significa que muchos de nuestros hermanos que se fueron tendrán dificultades para conseguir una casa en estos momentos”.

Scott agradeció a los líderes del Poder Legislativo de la isla por la reunión y se comprometió a continuar buscando alternativas para ayudar a los puertorriqueños en ese estado.

“Hemos hecho mucho y continuaremos trabajando. Los dos centros de ayuda a los puertorriqueños que se marcharon tras el huracán continúan abiertos. De hecho, el que se ubicaba en el aeropuerto internacional de Orlando fue relocalizado a otro lugar en Orange County. Seguimos trabajando para asegurarnos que el que venga a la Florida tenga un empleo y oportunidades”, dijo el gobernador.

Méndez también discutió asuntos relacionados con la Agencia Federal para el manejo de Emergencias (FEMA, por su sigla en inglés).

“El personal del estado de Florida tiene experiencia en asuntos relacionados a los trabajos de recuperación después del azote de un huracán y cómo trabajar con FEMA para la ayuda necesaria. Como hicimos anteriormente, hoy recalcamos nuestra disponibilidad para que nos ayuden en los trabajos de recuperación del peor desastre natural en nuestra historia. Reconozco el compromiso del Gobernador y su disponibilidad para ese fin”, concluyó el jefe de la Cámara Baja. EFE