Portada de Time Magazine del General Elías Wessin y Wessin en 1965

“Mi rol como dominicano fue liberar mi patria de ser otra Cuba comunista”, General Elías Wessin y Wessin.

“Tratando de prevenir otra Cuba”, fueron unas palabras muy grandes, tan grandes que posiblemente no cupieron en un país tan pequeño como el nuestro, de un gran General,  el General Elías Wessin y Wessin, líder indiscutible de la  revolución de abril de 1965 de los que creemos en Dios y en la verdadera libertad.

Pero lamentablemente, hoy se le rinde tributo a los perdedores, a los fracasados, a los que en pos de defender la “Constitución” dominicana, escondían propósitos malsanos de convertir a República Dominicana en otra Cuba, romper con el capitalismo democrático, para instalar  un socialismo comunista, malogrado en todos los países donde se emplazaron.

Hoy, el comunismo ha muerto en la mayoría de países como la solución a los problemas de los pobres y donde los mismos han sido esclavizados.

Al General Wessin y Wessin y a sus militares se le debe la democracia en nuestro país y el no haber permitido que se instalara en República Dominicana un gobierno o sistema comunista apoyado por Fidel Castro desde Cuba, como era la moda a partir de la década de los años 50.

Vemos como se celebran actos en conmemoración de la fatídica guerra de abril en la que cayeron  hermanos dominicanos, donde el honor se lo llevan Francisco Alberto Caamaño, quien todos saben que fue ‘un rebelde sin causa” en sus inicios, en los cuerpos castrenses; y que después se dejó “crecer la barba” y desde Cuba intentó producir otra Sierra Maestra en República Dominicana, así como otros oficiales que se escondían detrás de su supuesta lucha por la constitucionalidad.

Elìas Wessin Chàvez

Ahora bien, quién del grupito de “comunistoides” dominicanos de los medios de comunicación, cinematografía, líderes estudiantiles, algún dia reconocerá el rol del General Elías Wessin y Wessin para que ellos hoy tengan voz y puedan hablar libremente en esta democracia dominicana, libre del peso de un totalitarismo de estado opresor.

Deberían haber calles, pabellones, monumentos, tanto en República Dominicana, como en Estados Unidos de Norteamérica  con nombres del General Elías Wessin y Wessin, como paladín y baluarte de la democracia anticomunista.

Mas, aunque no lo hagan, el pueblo, el campesino, el trabajador y los miembros de la clase media lo saben y lo  reconocen.

Pero es que solo un grupito de la pseudo-izquierda ven desde su óptica de odio y dialéctica no científica, lo malo la derecha democrática; y solo ven virtudes y todo lo bueno en el caamañismo de Karl Marx,  Mao Tse-Tung y demás denominaciones de la izquierda dominicana.

El General Wessin y Wessin hasta  la hora  de su muerte  siempre tuvo su idea bien clara de su rol en la revolución de abril y aun más allá. Sostuvo, y cito, que:  “A partir del Gobierno de Bosch operaban en el país 42 escuelas de adoctrinamiento marxista, y que la mayor parte funcionaba en edificios públicos, escuelas y gobernaciones provinciales. Mis actuaciones antes, durante y después de la Guerra de abril de 1965, fueron con la fuerte convicción de que el país dominicano no le convenía un régimen socialista, no concebía que en las escuelas dominicanas se enseñara el ateísmo, y estoy seguro que así pensaba y piensa la mayoría del pueblo dominicano”.

No todo fueron luces, el General Elías Wessin y Wessin también sufrió las sombras del destierro, cuando en 1965, después de la contienda de abril, fue exiliado por primera vez a Miami-Florida, Estados Unidos hasta el año 1969.

El General Wessin fue un férreo opositor al régimen de los 12 años de Balaguer, pasó de la teoría a los hechos e intentó luchar contra la opresión del régimen balaguerista.  Siendo acusado de derrocarlo, sufrió su segundo exilio el 30 de junio de 1971.

Este destierro se prolongó hasta 1978 en España, Costa Rica, Panamá, Colombia y Curazao.

En su primer exilio (1965-69), se dedicó a la política activa, fundando el Partido Quisqueyano Demócrata (PQD), entidad desde donde se postuló a la Vice-presidencia del Acuerdo de Santiago en 1974 y a la Presidencia del país en dos ocasiones (1970 y 1982), consolidando en el sistema político nacional la tradición y fuerza de su partido amarillo.

A juicio de muchos, el General Wessin ha pasado desde preclaro e influyente militar, a la afirmación de un bien ganado prestigio de honradez, como el único que desde sus raíces militares pudo fundar y hacer permanecer un partido político, eficiente, plural y democrático, hoy abrazado a la filosofía demócrata cristiana.

RECORDEMOS hoy 24 de abril  y siempre al  Gran General Elías Wessin y Wessin: el gran defensor de la democracia y la libertad, antagonista del socialismo-esclavista, y quien, reiteramos, evitó que nuestro país se convirtiera en otra Cuba comunista.

¡Mis respetos Gral. Elías Wessin y Wessin… General valiente y de alma grande!  Los dominicanos que creemos en la libertad, hoy 24 de abril honramos tu memoria.

Copyright:  Dr. Ramón Murray, Ph.D., Th.D., Ed.D. (Autor).