Madrid, 3 de febrero.- Miembros de la Asociación Guardias Civiles Solidarios (AGCS) parten hoy hacia la República Dominicana para repartir los 11.101 kilos de ayuda humanitaria recogidos en una campaña solidaria que, bajo el nombre de In Memorian, comenzó el pasado mes de junio destinada sobre todo a los niños de ese país.

Tras muchos días de trabajo, según ha resaltado hoy la asociación, se logró recoger esas más de 11 toneladas, que fueron fletadas en un contenedor en el puerto de Algeciras (Cádiz) con destino al puerto dominicano de Río Haina.

Hoy, cuatro guardias civiles y otra persona que realiza labores de relaciones internacionales han partido desde el aeropuerto madrileño de Barajas para proceder al reparto de esa ayuda en las zonas más necesitadas de ese país centroamericano, especialmente en las zonas de Santo Domingo, Barahona, Monte Plata y Puerto Plata.

El objetivo de la campaña In Memoriam -nombre elegido en memoria de las víctimas del terrorismo- es prestar apoyo a las escuelas, con especial atención a las que atienden a niños en situación de peligro y con discapacidad.

Dispensarios médicos que atienden a menores sin recursos, centros nutricionales infantiles y Cruz Roja dominicana, son otras entidades que se beneficiarán de la ayuda.

Además, se entregará material de rescate y emergencia a la Unidad Humanitaria y de Rescate del Ejército Dominicano.

Grandes y conocidas marcas españolas han apoyado la campaña, así como asociaciones de farmacéuticos, hospitales, colegios, ayuntamientos, conventos y muchas personas particulares.

Con la ayuda de todos ellos, y en poco menos de tres meses, se ha dispuesto todo el operativo, según señalan los promotores, que han precisado que el material ha sido guardado hasta hace unos días en una nave cedida desinteresadamente por un vecino de Churriana de la Vega (Granada), ya que la asociación no dispone de un local apropiado.

Con esta campaña la AGCS espera ayudar directamente a unas 100.000 personas, en su gran mayoría menores, e indirectamente a más de 500.000 personas, dada la gran cantidad de material que se transporta.

Los cuatro guardias civiles y la quinta persona les acompaña ya cuentan con experiencia en estas ayudas y estuvieron presentes en la zona tras el grave terremoto de Haití del año 2010.

Otros países como Filipinas, Ecuador, Kosovo o Nepal han recibido la ayuda de la asociación, que hasta la actualidad ha repartido 372 toneladas de ayuda tanto en países afectados por graves catástrofes, como en España.

El pasado año su acción humanitaria llegó a 47.682 adultos y 62.980 niños.EFE