Puerto Príncipe, 1 de marzo.- El primer ministro haitiano, Jacques Guy Lafontant, acusó hoy a las Naciones Unidas de interferir en los asuntos internos del país, tras recientes declaraciones emitidas por la responsable de la Misión de la ONU para la Justicia en Haití (Minujusth), Sonia Page.

“La declaración de la representante de la Minujusth es una injerencia en los asuntos internos de Haití. Es inaceptable que la organización internacional se involucre en los temas propios del país”, dijo Lafontant en una rueda de prensa donde habló sobre problemas de la Justicia y de crisis en varias escuelas del país.

El jefe de Gabinete se quejó de las opiniones vertidas por Page luego de que los tribunales del país hayan decidido investigar las denuncias de presunta corrupción en el manejo de los fondos de Petrocaribe, un acuerdo por el cual Venezuela suministra petróleo en condiciones blandas a varios países caribeños.

“Haití no puede comentar sobre los asuntos internos de Estados Unidos o Francia, por eso no podemos permitir que ninguna organización haga lo que quiera o diga lo que quiera. Haití es un país independiente”, recalcó Lafontant.

El primer ministro de Haití dijo que el Gobierno está al frente para ía defender la soberanía y llamó a todos a respaldar al país y a sus instituciones.

La semana pasada, Page, representante del secretario general de la ONU en Haití, saludó la designación de un juez para investigar un informe del Senado en el que acusa a varios exministros de presunta corrupción en la administración de los fondos de Petrocaribe, entre los años 2008 y 2016.

Sin embargo, Lafontant calificó hoy de “algo político” la investigación realizada por los senadores.

Tras los comentarios de la jefa de la Minujusth, el Gobierno haitiano llamó a consultas a su embajador en la ONU y canceló su participación en una reunión con el secretario general del organismo, António Guterres, en la cual se trataría sobre la lucha contra el cólera en el país caribeño. EFE