Manuel Núñez, historiador dominicano

SANTO DOMINGO, 29 de mayo.- El historiador Manuel Núñez denuncia que a los trabajadores dominicanos se les impide trabajar en la agricultura, ganadería, agroindustrias de exportación y la construcción..

El Dr. Manuel Núñez Asencio advirtió que los trabajadores dominicanos han sido “expulsados” de los centros laborales por inmigrantes principalmente haitianos,  incluso indocumentados, que les impiden solicitar o participar en las actividades productivas, en los sectores de la agricultura, ganadería, agroindustrias de exportación y la construcción, que son pilares importantes de la economia nacional.

Resultado de imagen para historiador manuel nunez

“Yo creo que hay que examinar el problema desde el punto de vista del interés nacional. Ningún país del mundo que yo sepa, pude vivir sin que su mano de obra en el sector primario que es la agricultura seanacional”, subrayó.

“No es posible vivir sin agricultura, no es posible hacer descansar la Seguridad Alimentaria en una población extranjera, que adversa a la población nacional”, indicó Núñez.

Al hablar como entrevistado del programa “Dejando Huellas”, que produce Onorio Montás por una cadena de emisoras, el historiador Manuel Núñez sostuvo que muchos haitianos que vienen al país trabajan para organizaciones no gubernamentales (Ong´s) que permanentemente viven denunciando y acusando el país ante organismos internacionales, como violador de los derechos humanos, tratando de favorecer una intervención extranjera en nuestro país y actuando como acusadores de la República Dominicana, constantemente.

Dijo que esa combinación, de que están privando a la mano de obra dominicana en el campo del mecanismo de supervivencia que es el empleo, que están determinando qué tipo de mano de obra se emplea en las zonas agrícolas, en las industrias y agroindustrias.

Señaló que hay muchas industrias y agroindustrias en el campo, y que los dominicanos que van a trabajar son expulsados por los haitianos que ya han ocupado los puestos a costa de bajos salarios y pobres condiciones de trabajo allí.

“Los dominicanos son “repagilados” por los haitianos que se oponen a que ellos entren allí a trabajar. Lo mismo que cuando va un dominicano a una construcción donde ellos predominan, también los sacan. Es decirque ellos ejercen una situación de “apartheid” contra los dominicanos que están en su país, es una cosa increíble”,  acotó.
“Yo he visto dominicanos que son acusados de cualquier cosa, porque los haitianos no los dejan trabajar, y esto se hace en medio del silencio de grupos que trabajan en las cabinas llamadas progresistas”, apuntó.

Afirmó que “al parecer, para ser progresista hay que estar de acuerdo con la disolución de la nación dominicana”.

 

Reporta: Onorio Montás