Santo Domingo, 8 de febrero.- La Junta Central Electoral (JCE) dominicana convocó ayer viernes para el próximo lunes a los partidos que, por primera vez, realizarán primarias simultáneas para escoger a sus candidatos para las elecciones generales de 2020, en medio de
críticas por los fondos que se destinarán a este proceso.

Las primarias están contempladas en la Ley de Partidos, aprobada en 2018 tras años de debates, y que establece que serán las cúpulas de los partidos quienes decidan la modalidad para elegir a los candidatos así como el padrón que se utilizará, las cuales en esta ocasión se celebrarán el próximo 6 de octubre.

Según anunció el martes el presidente de la JCE, Julio César Castaños Guzmán, durante un encuentro con los cinco partidos que notificaron su decisión de participar en primarias simultáneas, este proceso tendrá un costo de 1.449 millones de pesos (28,9 millones de dólares), de los cuales el Estado deberá aportar el 85 % y las
organizaciones políticas el restaste 15 %.

El solo anuncio provocó fuertes críticas por parte de sectores políticos y de la sociedad civil, y a través de un comunicado emitido este viernes, la JCE informó de que decidió convocar a estos partidos a una reunión “a los fines de analizar el presupuesto de
primarias simultáneas, a la luz del artículo 47 de la Ley Número 33-18 sobre Partidos, Agrupaciones y Movimientos Políticos”.

El citado artículo indica que los recursos para organizar el proceso de las elecciones primarias serán deducidos, previo acuerdo con las organizaciones políticas, del aporte económico que proporciona el Estado a los partidos, independientemente de los
aportes de la JCE “en naturaleza y logística.”

El movimiento Participación Ciudadana (PC), capítulo local de Transparencia Internacional, apuntó en un comunicado que el monto es superior al que el Gobierno central asigna a 122 ayuntamientos y a siete ministerios juntos, entre los que figuran los de Trabajo, Cultura y Deportes.

Mientras que la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus) calificó de “indignante” el moto presupuestado.

A las críticas se sumó el otrora mayoritario Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), quien advirtió a la JCE y al Ministerio de Hacienda para que no realicen transferencias o asignen fondos a los partidos políticos que decidieron celebrar primarias para escoger
sus candidatos.

Solicitud de recursos no ha llegado al Gobierno
El ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, declaró ayer que al Poder Ejecutivo no le ha llegado ningún pedimento de recursos para la realización de las elecciones primarias que se realizarán el próximo 6 de octubre.
“A mí no me ha llegado, puede ser que quizá a otra institución”, expresó el funcionario al ser consultado sobre el tema en las instalaciones del Palacio Nacional.

Esta semana el Pleno de la Junta Central Electoral informó que el costo de las primarias será de unos 1,449 millones de pesos, de los cuales 1,249 millones deberán ser aportados por el Estado, y el resto, unos 200 millones, por los partidos políticos.

Cuando se le preguntó a Peralta de dónde sacaría el Estado los fondos para las primarias enfatizó que todos (Estado, Junta Central Electoral (JCE) y los partidos) tienen que ajustarse a lo que establece la ley. “La prioridad es que nos ajustemos a lo que manda la ley”, insistió.

El artículo 47 de la Ley núm. 33-18, de Partidos, Agrupaciones y Movimientos Políticos establece que los recursos para organizar el proceso de las elecciones primarias de los partidos, agrupaciones y movimientos políticos para elegir los candidatos a los distintos cargos de elección popular en las elecciones ordinarias serán deducidos del aporte económico que proporciona el Estado a los partidos, independientemente de los aportes de la JCE en naturaleza y logística.