PORT MORESBY, Papúa Nueva Guinea, 18 de noviembre.- Una fallida reunión de líderes mundiales en Papúa Nueva Guinea no logró un acuerdo el domingo sobre un comunicado final, destacando las divisiones cada vez más amplias entre las potencias mundiales de Estados Unidos y China.

Las 21 naciones en la cumbre de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en Port Moresby lucharon por salvar las diferencias sobre el papel de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que gobierna el comercio internacional. El presidente de la reunión, el primer ministro de Papúa Nueva Guinea, Peter O’Neill, emitió una declaración.

Los dirigentes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) no lograron ponerse de acuerdo para publicar una declaración común al término de la cumbre celebrada en Port Moresby, Papúa Nueva Guinea, anunció este domingo un responsable chino.

“Los dirigentes decidieron que en vez de la tradicional declaración de los líderes,Papúa Nueva Guinea, presidente de la reunión, publique una declaración de la presidencia en nombre de todos los miembros”, declaró el diplomático chino Zhang Xialong, al término de la cumbre de dos días, que estuvo dominada por las divergencias entre Washington y Pekín.

Según analistas internacionales, las discrepancias entre Estados Unidos y China rompieron este domingo el consenso en el foro.

 De hecho, el primer ministro papú, Peter O’Neill, aseguró que hay preocupación en la región por las diferencias entre Washington y Beijing, cuya disputa ,comercial y por la influencia en esta región empañó ayer la primera jornada del encuentro.

Lo cierto es que un portavoz de la delegación china, Xialong Wang, admitió que el desencuentro llevó a los líderes de las 21 delegaciones a descartar el comunicado final. AFP