SILVER SPRING, Maryland, 7 de diciembre.- En Estados Unidos el invierno de 2015-2016 está comenzando, y sin embargo muchas partes del país ya están experimentando condiciones climáticas extremas y cortes de la energía eléctrica. Es más, un apagón puede ocurrir en cualquier momento y afectar la seguridad de sus alimentos. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) le recuerda que la mejor forma de garantizar que los alimentos se mantengan en buen estado es tener un plan listo, y saber qué precauciones de seguridad de los alimentos se deben tomar si ocurre un apagón.

Conozca más detalles y vea un video y un seminario virtual sobre la seguridad de los alimentos durante un apagón en:

Esté preparado

Planee por adelantado cómo mantener los alimentos en buen estado si la electricidad se va. Guarde provisiones, o averigüe dónde conseguirlas si hiciera falta.

  • Use un refrigerador y un termómetro de congelador, y revíselo antes de un apagón para comprobar que la temperatura del refrigerador está a 40 grados F o por debajo y que el congelador esté a 0 grados F o por debajo.
  • Planee tener hielo a la mano. Averigüe dónde puede conseguir hielo seco o en bloques. Haga cubitos de hielo y congele agua en recipientes o bolsas de hidrogel para mantener los alimentos fríos en el congelador, el refrigerador o en neveras.
  • Tenga a la mano neveras o hieleras portátiles para guardar alimentos refrigerados si el apagón va a durar más de 4 horas.
  • Congele productos refrigerados que quizá no necesite de inmediato y agrupe los alimentos en el congelador.
  • Llene su despensa con una provisión de alimentos listos para comer que dure varios días y que no haya que cocinarlos ni refrigerarlos.

Si la electricidad se va  

El frío retarda el crecimiento de bacterias nocivas, así que mantener los alimentos a una temperatura segura es vital para reducir el riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos.

  • Mantenga las puertas del refrigerador y del congelador cerradas el mayor tiempo posible. El refrigerador mantendrá los alimentos fríos por unas 4 horas, y un congelador lleno mantendrá la temperatura aproximadamente por 48 horas (24 horas si está medio lleno) si no se abre.
  • Use hielo (seco o en bloques, cubitos de hielo y agua congelada en recipientes o bolsas de hidrogel) para mantener su refrigerador y su congelador lo más frío posible.

Cuando vuelva la electricidad

Antes de consumir cualquier alimento después de un apagón, revise la temperatura dentro de su refrigerador y su congelador.

  • Si la electricidad se fue por no más de 4 horas, los alimentos refrigerados deben estar en buen estado si las puertas se dejaron cerradas. Deseche cualquier alimento perecedero (como carne, pollo, mariscos y pescados, leche, huevos o sobrantes de comidas) que hayan estado expuestos a temperaturas de 40 grados F  o mayores por 2 horas o más.
  • Si el termómetro del congelador indica 40 grados F o menos, los alimentos están en buen estado y se pueden volver a congelar. Si no tiene un termómetro en el congelador, revise cada paquete para determinar su seguridad; no puede confiar en el aspecto o en el olor. Si los alimentos todavía contienen cristales de hielo o están a 40 grados F o menos, puede volverlos a congelar o cocinarlos.
  • Recuerde que los alimentos perecederos que no se mantienen adecuadamente refrigerados o congelados pueden causar una enfermedad alimentaria si se consumen, aun después de cocinarse bien.

Contacto: Medios: 1-301-796-4540  Consumidores: 1-888-SAFEFOOD (línea gratuita)

FUENTE U.S. Food and Drug Administration