SANTO DOMINGO, 7 de septiembre (The Dominican Journal USA).- Han pasado unas tres generaciones de dominicanos desde del asesinato del llamado dictador en su tiempo Rafael Leónidas Trujillo Molina, ocurrido el 31 de Mayo del 1961 en Santo Domingo.

Imagen relacionada Imagen relacionada

FOTOS: A la izquierda el Presidente Danilo Medina(2012-presente) y a la derecha ex Presidente Rafael Leónidas Trujillo (1930-1961)

Ese acontecimiento, mencionado en textos históricos como el “ajusticiamiento” contra Trujillo Molina, considerado una acción justiciera entonces por los excesos, abuso de poder, torturas, corrupción, impunidad y desapariciones que se le indilgaron al también llamado “Sátrapa de San Cristobal” fue la forma en que algunos le reconocieron por haber nacido en esa provincia. Sátrapa es una persona que gobierna despótica y arbitrariamente, hace ostentatación de su poder y sin muestra de humildad.

Parecería ese un asunto del pasado, pero aparementemente no en la segunda década del siglo XXI.

En ciertos estamentos de la sociedad dominicana y del Estado en general, aparentemente el “fantasma del legado dictatorial” parece que nunca se fue y ha seguido latente. Algunos han dicho que los cuerpos militares en su estructura siguen intactos, y en otros casos, quizás porque las mismas modificaciones constitucionales hace prevalecer el figura presidencial como “omnipotente” sobre los demás poderes que aunque se suponen o parecerian separados, en la nueva democracia que se practica en la República Dominicana como sistema político, es más parecida a una estructura bastante similar en esencia a la era Trujillista.

Después de la muerte de Rafael Leónidas Trujillo, y pasados los turbulentos años entre 1961 al 1966, en la República Dominicana han surgido gobiernos de derecha, de la social democracia y ahora de giro hacia izquierda, o al menos considerada así, por la afiliación que tiene el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) al grupo de partidos de la novedosa izquierda latinoamericana aglutinada en www.forodesaopaulo.org.

Resultado de imagen para y rafael leonidas trujillo y los militares Imagen relacionada

LAS ALABANZAS A DANILO MEDINA SANCHEZ

A dos años de las próximas elecciones programadas para el 2020, sectores oficialístas se han lanzado a buscar una reelección para el Presidente Danilo Medina Sánchez, pese a que en el 2015 éste prometiera “nunca jamás” estaría interesado en volver a reelegirse después de las pasadas elecciones del 2016, de que la Constitución modificada ese año la prohíbe, y que recientemente el Tribunal Constitucional rechazó modificar, mal interpretar o alterar preceptos de la mísma, sigue la insistencia en elevar la figura del Presidente con alabanzas y cultos a su persona, los cuales recuerdan tiempos que se creían superados.

El actual Ministro de Obras Públicas Gonzálo Castillo en uno de los discursos itinerantes inaugurando obras del Estado, dijo que su jefe, el Presidente Danilo Medina Sánchez, por sus 6 años que lleva gobernando debe ser considerado como el “Benefactor, el  Filántropo y el mejor presidente de la RD en toda su historia”.

Un Benefactor  significa: persona que hace bien a otra o trabaja para hacer el bien voluntariamente, mientras que Filántropo es aquella persona que dona de su dinero y recursos propios desinteresadamente a una persona o causa. El trabajo de Presidente de un país, y por el cual recibe salario y altos beneficios, es administrar honrada y transparentemente los recursos del Estado, los cuales son aportados por los ciudadanos mediante el pago de sus impuestos, con la finalidad de realizar obras y servicios de bién y progreso común para toda la nación.

Por otra parte y meses después de haber sido seleccionado como Presidente de la Junta Central Electoral (JCE), el Licenciado Julio César Castaños Guzmán ante el gran descontento nacional que pedían la renuncia del Presidente por los escandalosos casos de corrupción en el país, entre otros, los sobornos y sobrevaluacones de Odebrecht y el caso de la Planta Punta Catalina, expresó que “Danilo Medina es un presidente ungido por el pueblo y que quienes atenten contra la institucionalidad democrática les afectará a ellos y a sus descendientes”.

Se recuerda aquella ocasión en que congresistas vasallos de la dictadura entronada en el 1930 aprobaron en Santiago una ley el 9 de noviembre del 1932, declararando al entonces Presidente Rafael Leónidas Trujillo Molina como el “Benefactor y Padre de la Patria Nueva”.

Resultado de imagen para danilo con la banda presidencial Imagen relacionada

 A la izquierda el Presidente Danilo Medina(2012-presente) y a la derecha ex Presidente Rafael Leónidas Trujillo (1930-1961), tomando posesión de sus presidencias.

De acuerdo a relatos del historiador Ramón Marrero Aristy, en aquella ocasión el Presidente Rafael Leónidas Trujillo Molina dijo: “Recibo, no con escasa emoción este homenaje, tributo que me hace el Congreso Nacional, previa consideración de cuanto he realizado en tres años de Gobierno. Es una exaltación para mi esfuerzo”.

En la realidad de la República Dominicana del 2018 y habiendo transcurrido 86 años de ese nombramiento (1932), si el congreso actual lo decidiera, y están dadas las condiciones y circunstancias para hacerlo, de someter un proyecto de ley para hacer lo mismo que a Rafael Leónidas Trujillo Molina al Presidente Danilo Medina Sánchez, eso podría ser factible, puesto que los Senadores y Diputados de la República son de mayoría oficialistas del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en ambas cámaras.

Y al parecer, eso podría suceder, si lo quisieran, pués dominan completamente todas las estructuras del Estado Dominicano, como ocurrió en aquel noviembre del 1932. ¿Quién sabe?