NUEVA YORK.- La caída en las acciones estadounidenses -por las tensiones comerciales con china y la suba de tasas de la Reserva Federal- está causando temblores a miles de kilómetros de distancia en Asia y Europa.

Los principales índices de acciones en Gran Bretaña, Alemania y Francia cayeron hoy más de un 1% en las primeras operaciones.Las pérdidas más pronunciadas en las acciones mundiales se registraron en Asia. Las bolsas de Shanghai y Tokio bajaron hoy 5,2% y casi 4%, respectivamente. El mercado de Hong Kong cayó más del 3,5%.

La caída se produjo luego de que Wall Street vivió ayer un miércoles negro y tuvo su peor desplome en ocho meses por la tensión comercial entre China y Estados Unidos y el aumento de de la tasa de interés del bono a de 10 años de Estados Unidos (3,16%).

“Creo que la Fed está cometiendo un error”, dijo el presidente norteamericanoDonald Trump ayer a periodistas luego de cerrarse los mercados. “Creo que la Fed se ha vuelto loca”, añadió.

Reiteradamente Trump se ha vanagloriado de los récords de Wall Street por considerarlos una prueba de su programa económico, con la guerra comercial incluida.

Empero le restó importancia al mayor derrumbe en varios meses al decir que la caída de este miércoles “es una corrección que estábamos esperando desde hace mucho”.

Habitualmente Trump critica a la Fed por su política de aumentar gradualmente las tasas de interés y este miércoles reiteró su posición. “Realmente estoy en desacuerdo con lo que está haciendo la Fed”, insistió.

De hecho son sus propias políticas las que están detrás de estos cambios en los mercados. Los recortes de impuestos y el aumento del gasto nutrirán a la economía y así añadirán argumentos en favor de la política de endurecimiento monetario aplicada por la Fed.

Asimismo, la guerra de aranceles desatada por Trump, elevó los costos de las empresas y eso perjudicará sus resultados trimestrales que comenzarán a divulgarse en unos días. Para algunos analistas este fue un factor clave en la caída de este miércoles.

La caída de Wall Street siguió a significativas pérdidas en los mercados europeos debido, en parte, a las tensiones entre Bruselas y Roma por el presupuesto de Italia que ha revivido temores en la eurozona.

En América Latina también cayeron las principales bolsas tanto por problemas propios como por reflejo de los globales. San Pablo cayó 2,80%, Buenos Aires 3,59% y México 0,76%.

“Ahora hay muchas preocupaciones para los inversores”, dijo Craig Erlam del grupo inversor Oanda. Entre ellas mencionó: el aumento del rendimiento de los bonos, la pelea entre Italia y Bruselas en la que ninguno quiere ceder, las estancadas negociaciones por el Brexit y el conflicto comercial entre China y Estados Unidos.

Grandes nombres y duras caídas

La mayoría de las grandes corporaciones estadounidenses se desplomaron. Boeing y Facebook perdieron más de 4% y Amazon, Nike y Microsoft cayeron ayer más de 5%.

Con el huracán Michael ya en territorio de Estados Unidos, Wall Street tuvo también su propia tormenta. El Dow Jones perdió 830 puntos en su mayor caída desde febrero para cerrar en 25.498,74.

El Nasdaq, de valores tecnológicos, se hundió 4,1%, algo que no ocurría desde que en junio de 2016 un referéndum decidió la ruptura de Gran Bretaña con la Unión Europea (Brexit).

“La ola de ventas no es de pánico pero es persistente”, dijo Patrick O’Hare, analista de Briefing.com. “Todo se debe a inversores que están reconsiderando sus posiciones en acciones”, añadió.

Las acciones estadounidenses lograron fuertes ganancias en el tercer trimestre cuando los inversores desdeñaban los problemas de la guerra comercial y se entusiasmaban con los óptimos resultados de las empresas y los indicadores de Estados Unidos.

Empero el mercado bursátil quedó bajo presión desde que la semana pasada la tasa de rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años superó el 3%. Ese movimiento generó temores de recalentamiento de la economía, mayor inflación y una política monetaria con tasas de interés más elevadas.

Jack Ablin de Cresset Wealth Advisors dijo que la creciente atracción por los bonos es algo predecible en tanto los capitales salen en busca de activos más seguros. “Están moviéndose las placas tectónicas”, dijo Ablin. “Los mercados disfrutaron de los flujos de capital porque el rendimiento de los bonos estadounidenses era muy bajo. En tanto sus tasas se orienten a valores a valores considerables, los capitales van eventualmente a salir de activos de riesgo”, añadió.

La caída de Wall Street se produjo un día después de que el FMI recortó sus expectativas de crecimiento de la economía mundial debido a las peleas comerciales y la debilidad de algunos mercados emergentes.

Tom Cahill de Ventura Wealth Management dijo que el mercado quedó nervioso por declaraciones de la firma de artículos de lujo LVMH sobre una campaña en China contra algunos productos, en medio de la disputa comercial con Estados Unidos.

“Hace dos semanas este tipo de noticia no hubiera afectado al mercado”, dijo. “Pero al estar ahora en una fase de corrección (de precios), cualquier mala noticia acelera las caídas”, afirmó.AFP