SANTO DOMINGO, 29 de septiembre.- El sacerdote jesuita Antonio (Tom) Llubéres Navarro al abordar la presencia de la Virgen de Las Mercedes en la reverencia católica en la República Dominicana y la adoración en el país de tal manera que se festeja “El Día de las Mercedes”, más la batalla que se dice hubo en Santo Cerro, entre indígenas y españoles, dijo que aún la historia discute si hubo una batalla en el Santo Cerro o en los alrededores de “Jánico”, Santiago.
Señaló que el historiador Apolinar Tejera, que fue un sacerdote, presidente de la Suprema Corte de Justicia, dejó un libro donde se analiza el evento de la batalla entre indígenas y los españoles colonizadores.

Se dice que fue en ese lugar, en Jánico, donde Cristóbal Colón mandó a erigir una fortaleza, “Santo Tomás.

Image may contain: 1 person, eyeglassesSeñaló que las alturas en la montaña dan un sentimiento místico, sagrado a las personas, como en el impresionante “Monte Sinaí”.
Los españoles plantaban cruces en las encrucijadas de los caminos, ejemplo la “Cruz de Mendoza” y en Santiago, en la actual calle Beller.

En Santo Cerro, hay un hoyo donde se dice que los españoles plantaron una cruz, y un árbol antiguo de níspero que ha sustentado la creencia popular de que “allí ocurrió algo, de que pasó algo”.
Pero hay indicios de que el culto a la cruz fue anterior a la creencia de la aparición de la Virgen de las Mercedes en el Santo Cerro.
La cruz, en la creencia popular fue hecha de un árbol de níspero, y hay un árbol que se ha ido trasplantando a lo largo de los años. Conforme la planta se va envejeciendo o pudriendo, al lado de la iglesia, se ha tenido el cuidado de plantar un níspero cada vez que el árbol anteriormuere o se pudre, que se dice es hijo centenario del árbol con el que los españoles hicieron la cruz del Santo Cerro.
En ese sitio, se reunieron, estuvieron y es posible que vivieran unos cuantos monjes mercedarios españoles, que se dice, fueron los que trajeron desde España el culto a la virgen de Las Mercedes que estaba vigente desde el siglo XII o XIII.

En la tradición, se fue uniendo la cruz con la virgen, con la batalla y se fue tejiendo en el imaginario popular la creencia de que fue allí donde Las Mercedes, se le apareció a los soldados españoles, alimentando una creencia hasta la fecha de que la virgen se apareció sobre la cruz, protegiendo a los españoles de la batalla con los indios.

La peregrinación tradicional al “Santo Cura” del Santo Cerro, fue al padre Fantino que murió en 1939 y dedicó el mayor tiempo de su trabajo al Cibao Central. Un sacerdote trabajador, integrado a lacomunidad, fundó dos escuelas, una en la Vega y otra en Santo Cerro, vivió en austeridad y pobreza, pero practicó el amor a los pobres.
Los historiadores José Gabriel García y Bernardo Pichardo, explicarón todo el entramado sobre el culto, la aparición de la virgen y que se ha incorporado a la tradición a la fecha. Indicó que en el país el “Santo Cerro” es un sitio muy presente que contiene un mensaje a lo largo de la historia popular.

Había un culto en el Santo Cerro y una iglesia en Santo Domingo, donde vivían los frailes “mercedarios”. Es en la capital donde se desarrolla el culto y se presenta a la Virgen de Las Mercedes como protectora del pueblo dominicano.
En el terremoto de 1,634 se dice que la feligresía se acogió a la protección de Las Mercedes y como la patrona del pueblo dominicano.

Llubéres fue entrevistado por Onorio Montás en su programa “Dejando Huellas” que se transmite de lunes a viernes de 4 a 6 de la tarde por Radio Popular y una cadena de emisoras.

IDOLATRADA EN ESPAÑA

La virgen de las Mercedes, es también patrona de muchas ciudades españolas y guía religiosa de la orden católica de los “mercedarios”. Es un culto originado en España en el año 1,100.
La virgen empezó a ser objeto de un culto en España en el marco de la lucha de los moros con los cristianos en la liberación de los esclavos, explicó.

Los cristianos eran llevados a tierras de los moros como esclavos y se formó una congregación de sacerdotes y posteriormente de monjas que se llamó “los mercedarios”.
Iban a tierras de moros, lo hoy es Argel, Argelia y se ofrecían a cambio de los cristianos presos y esclavizados.

Los frailes se intercambiaban y se quedaban como esclavos de losmoros, en lugar de los cristianos, eran trabajadores y mansos, y a los moros les agradaba el intercambio, narró.
Fue en ese escenario que apareció la virgen de Las Mercedes en la iconografía, en los dibujos, en las esculturas, con una imagen de unas cadenas rotas en las manos. Significaba que ella liberaba a los cristianos de la esclavitud.
Los españoles la hicieron suya y era de las vírgenes más famosas, junto a la virgen del Pilar, la Mercedes y la Altagracia de Guadalajara fue traída aquí.
Hoy día, que ya no hay cristianos esclavos de moros, y que no hayespañoles que combaten contra los indios, se ha orientado el culto a Las Mercedes con la idea de romper las cadenas de la esclavitud, a romper las cadenas del mal, de las injusticias, de la angustia, de romper las cadenas del interior, de crear nuevos lazos entre los humanos. Ahí se engloba el culto y la devoción a la Virgen de Las Mercedes, en tantos años de existencia, explicó.