Lesandro Guzmán-Feliz (Yunior), un joven dominicano de 15 años se convirtió en la más reciente victima del pandillerismo atroz y criminal que lamentablemente azota muchas comunidades de minorías en el estado de Nueva York.

El asesinato del adolescente Guzmán-Feliz, un estudiante sin record policial ni afiliación a gangas, que aspiraba a ser policía en su adultez fue brutal, después de haber sido sacado y arrastrado del interior de una bodega en donde tanto bodegueros como clientes allí no intervinieron o protegieron al menor que estaba siendo atacado con cuchillos y machetes por la turba de delincuentes, todo captado en cámaras.

La respuesta de la comunidad ha sido de condena y petición de justicia, y los departamentos policiales han capturado a los responsables, que oscilan en las edades de 18 hasta 24 años de edad y están siendo sometidos a la acción de la justicia.

Las autoridades de Nueva York…
Lo triste de todo este y los casos anteriores de asesinato a los adolescentes de Nueva York es observar que grupos de jóvenes estén afiliándose a gangas delincuenciales y/o pandillas criminales como estilo de vida, que están aterrorizando con sus salvajes asesinatos a las comunidades y que las autoridades competentes, en este caso del estado de Nueva York, no hayan establecido un plan de protección ciudadana eficiente y al mismo tiempo ofrecer programas de inclusión socio-económica en el estado para que la juventud pueda progresar y no ser atraídos por el pandillerismo.

La diversidad de pandillas en Nueva York puede convertirse en una seria amenaza y va en aumento…El Daily News ha presentado el siguiente mapa interactivo sobre las gangas en Nueva York y lo pueden ver en el siguiente enlace:
http://interactive.nydailynews.com/2015/12/gangs-of-new-york-city-interactive-map/

Es imperativo que los ciudadanos afectados por estos grupos que los aterrorizan, tomen conciencia y hagan peticiones exigiendo mayores acciones contra las gangas y/o pandillas ante sus autoridades y representantes a todos los niveles, local y federal para que busquen en conjunto soluciones al grave problema que los acosa.

Y Nueva York tiene ahora su temporada electoral
Este 2018 es un año electoral, los votantes de Nueva York tienen un enorme poder con su voto, tanto para escuchar propuestas, acciones, promesas, evaluar y escoger los que mejor comprenden sus problemas y van a trabajar para su beneficio, es el mensaje que las urnas deciden.