Los yemeníes harán que los “agresores” lamenten sus acciones, afirmó este martes el presidente iraní, Hasan Rohani, en un discurso difundido por la televisión en un momento en que Arabia Saudí intensifica los bombardeos contra Saná, la capital de Yemen.

“Yemen será liberado de los agresores y el pueblo sacrificado de Yemen hará lamentar a los agresores” sus acciones, dijo Rohani. Irán apoya a los rebeldes hutíes que luchan contra el presidente Abd Rabo Mansur Hadi, respaldado militarmente por Arabia Saudí.

La víspera, el expresidente Alí Abdalá Saleh, que había roto su alianza con los rebeldes hutíes, murió en los combates en la capital, Saná.

Irán, que apoya a los rebeldes hutíes, denuncia regularmente los bombardeos de Arabia Saudí y su coalición contra ese país. Riad y Teherán, dos pesos pesado regionales, rivalizan en varios temas, entre ellos la guerra en Yemen.

Por su parte, el general Mohamed Alí Jafari, comandante en jefe de los Guardianes de la Revolución, denunció a los “traidores saudíes que buscan crear inseguridad en los países de la región bajo las órdenes y el apoyo de EEUU y poniéndose del lado de los israelíes”, indicó la agencia Fars.