Meghan Markle

Es una destacada estrella de televisión, se hizo conocida por su personaje de Rachel Zane en la serie Suits, de temática legal. Pero desde que empezó a salir con el príncipe Harry , hace un año y medio, se convirtió en una de las mujeres más famosas del mundo. Tiene 36 años y como actriz, se debe a su imagen. Se mantiene en forma gracias a una vida saludable y al ejercicio, que practica regularmente. Ahora que se multiplican los rumores de su inminente compromiso, es posible que Meghan esté soñando con la prioridad de toda novia: cómo estar radiante el gran día.

PESCADO, VERDURA Y ASHWAGANDHA

Amante de la comida. A Meghan le encanta cocinar, como cuenta en su blog, The Tig, con deliciosas recetas y fotos de platos exquisitos. “Intento comer alimentos lo más sanos posible. Elijo pescado y verdura, sobre todo, pero también soy una amante de la buena cocina”. El año pasado, afirmaba: “Cuando estoy rodando llevo una dieta vegana durante la semana y soy un poco más flexible los fines de semana. Sería capaz de comer papas fritas todo el día. Me encanta la pasta y el pan, ¿a quién no le gustan los hidratos de carbono?”.

Vino tinto. También le gusta el vino tinto. De hecho, The Tig viene de Tignanello, su favorito, un vino italiano añejado en barrica de roble. “Por supuesto que suelo tomar un vaso de vino a la noche. Es delicioso y lo disfruto”, contó. “Hay que hacer las cosas que nos hacen gozar, dentro de los límites de lo razonable. Si conoces tu cuerpo y lo que te conviene, te sentirás bien”.

Agua caliente con limón. Si bien la boda sigue siendo materia de conjeturas, Meghan ha vuelto a su dieta “de rodaje” con bastante anticipación a una fecha tan destacada. Al levantarse, toma agua caliente con limón, y a continuación, desayuna una crema de avena con banana y sirope de agave. El almuerzo consiste en una ensalada, los tentempiés son a base de almendras y manzana y la cena suele ser una sopa o pasta con salsa.

Evita el café como estimulante. Prefiere un jugo verde de manzana, espinacas, limón y jengibre. “Creo que el café y otras bebidas parecidas terminan perjudicándote”, dijo.

Suplementos. Toma magnesio, vitamina B13, multivitaminas y una hierba llamada ashwagandha, entre cuyas propiedades está la de combatir el estrés y la ansiedad, y estimular el sistema inmunológico.

MAQUILLAJE: MENOS ES MÁS

Cinco minutos. “Mis hábitos son simples: los llamo el rostro cinco minutos”. Consisten en aplicar el iluminador Touche Éclat de Yves Saint Laurent, rizar las pestañas, ponerles máscara; protector labial y un toque de colorete”, dijo Meghan, que adora el mencionado Touche Éclat porque “si trabajaste diecisiete horas seguidas y no llevas nada más, pareces relativamente viva. Relativamente”.

Su estilo. Según su maquilladora, Min Min Ma, el estilo característico de la actriz incluye “la piel con un ligero toque de sol, los ojos suavemente ahumados en tonos bronce y los labios de un delicado rosa o coral”. Para el día a día prefiere un estilo natural. Tiene aversión a que retoquen sus fotos para eliminar las pecas. La prebase Illuminating Laura Mercier Foundation Primer es un básico de su necessaire. “No llevo base a no ser que esté rodando. De día me pongo la prebase después de la crema hidratante para darle a la piel un resplandor. Es un producto que no brilla, sino que, como dice su nombre, ilumina”.

Bálsamo labial. Mantiene sus labios hidratados con Fresh Sugar Lip Treatment Advanced Therapy. “Probé toda clase de bálsamos, pero este es el mejor de todos”, asegura.

Ocasiones especiales. Cuando prepara a Meghan para eventos, Min Min Ma hidrata su cutis con Decléor Aromessence Rose D’Orient Oil Serum. A continuación, aplica bajo los ojos los parches G.M. Collin Instant Radiance Eye Patches durante veinte minutos. Siguen unas gotas de una base ligera de Chanel y un acabado con el Bronzer Peaches & Cream, de Jane Iredale. Usa el Teddy Eye Kohl de M.A.C., su rizador de pestañas, una máscara de Diorshow Iconic, colorete de NARS y los polvos sueltos Make-up For Ever Ultra HD.

Cabello. Marca sus ondas naturales con aceite de coco y un aceite de Wella, que, según dice, lo vuelve “suave y agradable al tacto”. Michael Silva, estilista de varias celebridades, la ayuda luego a aplacar los rizos y crear su estilo liso característico.

“MENS SANA IN CORPORE SANO”

Yoga. Con su 1,70 metros de estatura y su talle 38, Meghan tiene una figura fabulosa, pero considera que hacer ejercicio le ayuda a conservar una mente sana. “El yoga está hecho para mí”, dijo en 2016. “Empecé a practicarlo con mi madre, Doria -instructora profesional; en la foto arriba-, a los 7 años. De pequeña era más reacia, pero ella me decía que al final encontraría mi propia práctica, que sólo tenía que darle tiempo. En la Universidad empecé a hacer yoga con más regularidad”.

Adiós al running. Solía salir a correr con frecuencia, pero cuando está grabando, le resulta difícil combinar el running con su agenda. “Lo normal es que vengan a buscarme los lunes a las cuatro y cuarto de la mañana, así que no tengo mucho tiempo para salir a correr. Prefiero dormir una hora más. A medida que voy creciendo, correr se ha vuelto más agresivo para las rodillas, así que ya no puedo hacerlo al aire libre como antes”.

La preparadora de las estrellas. En su lugar, practica yoga dos veces por semana y utiliza DVD con ejercicios de Tracy Anderson, la entrenadora de las estrellas, que cuenta con Gwyneth Paltrow y Kim Kardashian entre sus clientes.

Platinum Pilates. Es aficionada a esta disciplina, en la que intervienen una plataforma deslizante, poleas y bandas de resistencia, y que quema 700 calorías en una hora. “Me ayuda a alinear el cuerpo y a tonificar los músculos”, asegura Meghan.

Voluntad. “A veces, pensar en hacer ejercicio resulta horroroso, pero nunca dejo de recordarme lo bien que me encuentro después. Casi eufórica”.