Washington, 27 de Julio.- Más de 45 millones de vehículos que fueron llamados a revisión entre 2013 y 2015 siguen circulando en el país sin haber sido reparados, según un informe dado a conocer por la empresa de análisis J.D. Power.

La situación se debe al elevado número de vehículos afectados por revisiones, la escasez de repuestos para proceder a su reparación y la dejadez de los propietarios de los automóviles, de acuerdo con el informe.

J.D. Power analizó datos de la Administración Nacional para la Seguridad en la Carretera de Estados Unidos (NHTSA), el organismo federal que regula el sector, para llegar a esta conclusión.

“Al entender las tendencias de comportamiento de los propietarios, así como las tasas de terminación de llamadas a revisión, podremos adaptar mejor las comunicaciones para mejorar las tasas de finalización”, afirmó la vicepresidenta de J.D. Power para el sector del automóvil en EEUU, Renee Stephens, en un comunicado.

En los últimos 20 años, sólo en Estados Unidos se han llamado a revisión 437 millones de vehículos por cuestiones de seguridad. De esta cifra, 51 millones fueron llamados a revisión en 2015.

El estudio de J.D. Power señaló que las mayores tasas de finalización de las labores de revisión, un 73 %, se dan entre los vehículos más modernos (de los modelos 2013 a 2017). En los modelos más viejos, del 2003 al 2007, ese índice es sólo del 44 %.

El índice de terminación también disminuye cuanto mayor es el número de vehículos afectados.

Así, el índice de finalización en llamadas de revisión que superan el millón de vehículos es del 49 %, mientras que cuando afectan a menos de 10.000 unidades la tasa sube al 67 %.