DAJABÓN, 10 de Junio.- Dirigentes comerciales locales y que participan de la feria bi-nacional que se realiza aquí dos veces por semana, advirtieron que este próximo lunes podrían paralizar por completo el mercado fronterizo no solo aquí, sino en las localidades de Elías Piña, Pedernales y Jimaní, como forma de solicitar de las autoridades dominicanas y haitianas poner fin a la veda de una decena de productos criollos.

Abigail Bueno y Freddy Morillo coincidieron en señalar que son las autoridades nacionales conjuntamente con las del vecino país haitiano que deben buscar una solución al impasse que ha surgido en la frontera con inversionistas criollos.

Incompetencia de autoridades RD en lograr acuerdo con Haití

Los problemas con el mercado binacional fronterizo entre Haití y República Dominicana son cada vez peores, dado que el vecino país veda de forma unilateral productos dominicanos que por mucho tiempo han tenido grandes demandas en el mercado haitiano. Desde el gobierno haitiano anterior se han implementado barreras comerciales, impedimentos y exigencias nuevas de forma unilateral y sin previo aviso contra productos dominicanos, creándose serios inconvenientes en los intercambios comerciales a lo largo de los puntos establecidos.

Aparte, las autoridades haitianas han exigido que una serie de productos dominicanos solamente puedan entrar al mercado haitiano siempre y cuando lleguen por vía aérea, creando altos costos a los productores dominicanos. Mientras, las mercancías haitianas entran al mercado dominicano libres y sin inconvenientes por vía terrestre hasta el momento.

Las autoridades dominicanas hasta el momento han mostrado pocas habilidades o competencia para acordar con las haitianas regular esos mercados sin vedas sorpresivas unilaterales que afectan a comerciantes bajos y medianos en los intercambios semanales de ambos países, denuncian los comerciantes.

No se ha informado si el gobierno dominicano tiene planes de regular o vedar el transito de mercancías haitianas especificas, ni si ahora con el nuevo gobierno de Jovenel Moïse podría haber un acuerdo bilateral que se respete y beneficie a comerciantes de ambos lados.

Freddy Morillo, precisa “que cómo es posible o se justifica que grandes comerciantes haitianos crucen todo tipo de mercancías los martes, miércoles y jueves”.

“El problema solo se presenta cuando hay comerciantes dominicanos” expresó Abigail Bueno, presidente de la Asociación de comerciante detallistas. Los comerciantes y empresarios de diferentes áreas de esta zona se encuentran en sesión permanente, ya que la situación es sumamente delicada.

Desde hace varios meses, los agentes policiales y de Migración de Haití les quitan a sus compatriotas las compras que realizan en el Mercado Fronterizo. Al pagar los impuestos correspondientes, los ciudadanos haitianos son despojados de sus mercancías en el puente fronterizo por los agentes policiales y los inspectores de Aduanas de esa nación.

Entre los productos que mantienen una veda hacia Haití por vía terrestre y específicamente por el aeropuerto Internacional de esta provincia, están los huevos, pollos congelados y vivos, embutidos, berenjenas, tayotas, guineos verdes y maduros, ajíes, molondrones, zanahoria, yuca, batata, pastas alimenticias, harinas y jugos tanto en latas como en cartón.

Avicultores dicen urge regular mercado Haití

SANTO DOMINGO.- Las vedas impuestas por Haití a los productos avícolas producidos en el país contribuyen a una pérdida que ronda los RD$35 millones mensuales. La situación, ligada a la dificultad para lograr otros mercados, impone la realización de un acuerdo bilateral de República Dominicana con el vecino país, a fin de normalizar el mercado, según afirmaciones del presidente de la Asociación Dominicana de Avícultura (ADA).

Explicó que instalan producciones que se consumen en Haití de manera o ilegal, que representan el 10% de la producción local, pero al no haber reglas definidas, se producen situaciones como las actuales en las que a los consumidores haitianos las autoridades les rompen los huevos y les matan los pollos cuando cruzan la frontera.

“Teóricamente es ilegal pasar pollo y huevos, pero se monta una producción porque está la demanda de huevos de parte de Haití, pero pasa que esos huevos se quedan en el país y deprimen los precios, entonces nos vemos afectados”, expresó Concepción.

En ese sentido observó que el precio real de los huevos debería andar en cerca de cuatro pesos al productor, pero la realidad es que se está vendiendo a RD$2.70.

“Las pérdidas rondan los cinco millones de pesos diarios, más de 150 millones al mes en huevos de mesa”, subrayó.
Interés particular. Dijo que los ministros de Industria y Comercio así como los embajadores que han pasado por funciones a lo largo de la crisis, dicen que la situación se va a subsanar, y no se logra, pero entienden la dificultad porque han participado en encuentros con industriales y embajadores haitianos, pero las intensiones que presentan son distintas.
“Se nota el deseo de que ellos de querer instalar la producción, pero no quieren ayuda, no quieren que nuestros productos pasen hacia allá, simplemente quieren saber cómo es el negocio y saber cómo se hace”, afirmó.

Dijo que de manera particular, las asociaciones vinculadas al tema realizan reuniones en Haití en procura de solucionar la situación.

Barrera Sanitaria. La situación para los avicultores se torna más complicada porque la barrera sanitaria que existe en el país desde los años 70, por la enfermedad Newcastle, les impide comercializar en otros países de la región.

Concepción dijo que la comercialización de huevos de mesa podría ser alternativa, pero el tema del transporte encarece los costos. “El mercado viable es Haití”, precisó.

Sobre los pollos dijo que el mercado no es tan sensible porque Haití consume los sub productos que no interesan tanto a los dominicanos como son el muslo, carapacho y otras partes de esa ave.(HOY)

DJUSA
LIS