Miami, Florida, 11 de mayo.- Con la idea de ayudar a descongestionar Miami y “conectar las economías” del sur de Florida, Brightline anunció hoy la puesta en marcha el próximo sábado de la ruta de su servicio ferroviario de alta velocidad en esta ciudad, acostumbrada a la lentitud en los rieles.

La compañía, que con su servicio de alta velocidad actualmente une a las ciudades de Fort Lauderdale y West Palm Beach extenderá ahora su trayecto hasta el centro de Miami para alentar así a sus “frustrados conductores”, aseguró hoy Efe el presidente de la compañía, Patrick Goddard.

El empresario se mostró emocionado de conectar por medio de la primera línea ferroviaria privada de alta velocidad de Estados Unidos a “las tres ciudades más grandes del sur de Florida”, porque “va a aliviar a más de 30.000 personas que viajan diariamente” entre ellas.

Precisó que el trayecto desde Miami a Fort Lauderdale (una distancia de 30 millas/55 kilómetros) en estos trenes tardarán entre 30 y 35 minutos, y 60 a 70 minutos hasta West Palm Beach (60 millas/112 kilómetros).

Al señalar que “es un gran día para Miami” y un “proyecto transformador” para quitar estrés a los conductores y ayudarles a ahorrar gasolina, el alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez, dijo a Efe que este servicio pondrá menos carros en las carreteras.

Explicó que en la estación del centro de Miami, donde se hizo el anuncio de la nueva ruta, se invirtieron “14 millones de dólares” para construir dos líneas férreas adicionales, que buscan en el futuro conectar con el Tri Rail, otro servicio de trenes regulares.

En ese sentido, Francis Suárez, alcalde de Miami, explicó a Efe que Brightline puede ayudar a unir el flujo de pasajeros del tren de alta velocidad con el del Tri Rail, un servicio que tienen rutas hacia el oeste.

Por otro lado, Suárez aseguró que esta línea ferroviaria de alta velocidad “será gran parte de la solución” a las congestiones porque va a aliviar el tráfico que viene del norte, que es “mucho”.

Acompañado de ambos alcaldes, así como del vicegobernador de Florida, Carlos López-Cantera, el presidente de Brightline enfatizó que este nuevo servicio constituye un “gran hito”.

Recalcó durante un trayecto en el tren que hizo con los periodistas la inversión que la compañía ha hecho en infraestructura en el estado, que asciende a más de 2.000 millones de dólares, para “conectar estas tres economías”.

Por otro lado, sobre las ocho muertes que han ocurrido desde que se inauguró este año la ruta Fort Laudedale-West Palm Beach, el empresario dijo a Efe que siempre son “trágicos” este tipo de accidentes. Sin embargo, indicó que “hay la señalización, hay leyes que la gente tiene que obedecer”.

“Cuando las puertas están cerrando y está el ruido (de las campanas) no se puede pasar, es muy simple, cuando hay una luz roja hay que parar”, enfatizó Goddard, al señalar que viajar por tren es el 90 % más seguro que hacerlo en carro.

El empresario dijo que se han adelantado campañas educativas con escuelas, comunidades, policías y otras autoridades para informar del nuevo servicio en una región acostumbrada a la lentitud de los trenes.

En ese sentido el alcalde Giménez dijo que “las personas creen que tienen más tiempo de lo que verdaderamente tienen” cuando bajan las barreras que impiden el trafico de vehículos, porque están acostumbradas a trenes que van a 20 o 30 millas por hora, no a 80.

“Estos trenes van muy rápido, tienen que ir muy rápido para dar este tipo de servicio”, señaló el alcalde Giménez, quien matizó que la mayoría de las muertes se han tratado de suicidios.

Goddard dijo, por otro lado, que esta conexión va a cambiar “la actitud” del empresariado, que ahora no tendrán objeciones en contratar trabajadores de otras áreas.

La idea de Brightline es que el tren sea un espacio de trabajo, donde los pasajeros podrán conectarse a internet de forma gratuita y trabajar en una cómodas silla y mesas con los interruptores del caso.

El precio del billete de cada trayecto del servicio introductorio es de diez dólares para la clase regular y de quince dólares para primera clase, pero habrá descuentos de hasta un 50 % para personas mayores, niños, veteranos y otros grupos, según informó Brightline. EFE