Nueva York, 16 de marzo.- Dos musulmanas presentaron hoy una demanda en una corte federal en Nueva York contra la policía de esta ciudad por haberlas obligado a quitarse su hiyab para tomarles fotos, tras haber sido detenidas por un delito menor que luego fue desestimado.

Jamilla Clark y Arwa Aziz fueron llevadas el año pasado a un cuartel de la policía, en casos separados, bajo el alegato de haber violado órdenes de protección y hoy acudieron ante la corte federal para el distrito de Manhattan con un pleito de clase en el que reclaman que sus derechos civiles fueron violados con la acción de la policía.

Las mujeres aseguran que se sintieron “desnudas” en un espacio público cuando fueron obligadas a empujar hacia atrás el velo con el que cubren su cabello.

Luego un policía les tomó varias fotos que fueron colocadas en la base de datos, según el New York Times.

El primer caso le ocurrió a Clark, de 39 años, arrestada en enero del 2007, luego de que su exesposo presentara una queja en su contra y, según la demanda, la policía ignoró su llanto y súplicas para no retirarse el pañuelo que cubría su cabello.

Alega además la demanda que sus fotos fueron mostradas a otros oficiales varones y que otro policía “se burló abiertamente de la fe musulmana”.

Ocho meses más tarde, Aziz, de 45 años, afrontó la misma experiencia, luego de que su cuñada presentara una queja por presunta violación de una orden de protección, agrega el Times.

La mujer fue llevada a una estación de policía, donde había al menos una docena de uniformados y más de treinta prisioneros y por al menos cinco minutos le tomaron fotos de todos los ángulos.

Clark y Aziz reclaman en su demanda que sufren trauma y angustia porque estas fotos sin su velo pueden verlas todos los que tengan acceso a la base de datos de la policía o los archivos de arrestos.

“Esta innecesaria y discriminatoria política no se ajusta con las normas nacionales, leyes federales y estatales y la Constitución de Estados Unidos”, argumentan en su reclamo a la corte federal.

Igualmente señala el documento legal que esta práctica de fotografiar arrestados viola el derecho religioso al obligarles a remover lo que cubre su cabeza por motivos de fe -un hiyab musulmán, un casquete o peluca de judíos ortodoxos o el turbante de un Sikh- dejando despejado su rostro.

La demanda busca compensación para las afectadas, pero también una orden de la corte que prohíba al Departamento de Policía continuar con esa práctica.

Por su parte, el portavoz de esa agencia, Nicholas Paolucci, indicó al Times que evaluarán la queja y dijo estar confiado en que la práctica no viola la Constitución.

Tres mujeres musulmanas ya fueron compensadas con 60.000 dólares este año luego de alcanzar un acuerdo con la ciudad, en casos separados, por haber sido obligadas a remover el velo para ser fotografiadas. EFE