Santo Domingo, 10 de noviembre.- El problema social de los femenicidios en la República Dominicana ha alcanzado niveles alarmantes. Las cifras de mujeres asesinadas en el país en los últimos años ha aumentado vertiginosamente, lo cual refleja un triste retroceso en las acciones de protejerla. Vale decir, la mujer dominicana está bajo un estado de amenaza constante de perder su vida, lo que significa una debacle social sin precedentes.

En ese sentido, de nuevo, como en tantas ocasiones anteriores, las autoridades dominicanas tratarán de detectar la violencia contra la mujer desde los centros médicos que atienden a las afectadas por este problema a fin de disminuir la ola de feminicidios en el país.

El procurador general, Jean Alain Rodríguez, explicó el miércoles que cerca del 80% de las mujeres que mueren a manos de sus parejas nunca presentó una denuncia, por lo que es necesario que el personal médico que las atiende pueda detectar las señales de violencia. El funcionario anunció un plan de prevención que incluye la presencia de psicólogos, psiquiatras y trabajadores sociales en los centros de salud de todo el país a fin de detectar y prevenir.

Jóvenes asesinadas en los últimos meses de este 2017

El plan comenzará a funcionar en enero e incluirá la instalación de centros de atención de víctimas de en todo el país, ya que los únicos que existen desde la década pasada están ubicados en la capital, por lo que era de difícil acceso para mujeres de otras partes del territorio.

Rodríguez anunció también que se prohibiría que los citatorios judiciales sean enviados a los agresores a través de las mujeres que denuncian la violencia. Esto era una práctica común que era criticada por organizaciones de derechos humanos.

En lo que va del año, la problemática ha generado el asesinato de por lo menos 80 mujeres a manos de sus parejas y dejó a unos 300 niños huérfanos. Según Rodríguez, en 2016 se registraron más de 70.000 denuncias de violencia contra la mujer y se cree que la cifra podría ser más alta debido a que hay casos que no son denunciados ante las autoridades.

Procurador General y Ministros plantean el nuevo plan

De acuerdo con el Observatorio de Igualdad de Género de Naciones Unidas, República Dominicana ostenta la segunda tasa más alta de feminicidios en la región, sólo superada por El Salvador.

Horas antes de que Rodríguez presentara su plan, una mujer murió luego que su expareja le diera unas 18 puñaladas con un desarmador en una comunidad rural cercana a Pimentel, 135 kilómetros al norte de la capital.

Entre los casos que más estremecieron al país este año, se encuentra la muerte de Emely Peguero, de 16 años, que falleció a finales de agosto a manos de su novio por presuntamente negarse a someterse a un aborto.