Julio Borges

Caracas, 22 de octubre.- El dirigente opositor y presidente del Parlamento de Venezuela, Julio Borges, aseguró hoy que los gobernadores electos de la oposición “no van a dar ningún paso que signifique ni reconocer ni humillarse” ante la Asamblea Nacional Constituyente.

El político de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) hizo estas declaraciones mientras se espera una decisión de los cinco gobernadores opositores electos en los comicios regionales del 15 de octubre a la exigencia del presidente Nicolás Maduro de que presten juramento ante la Constituyente o no podrán asumir sus cargos.

Según Borges, “una posición de dignidad que se ha mantenido, se mantiene y se va a seguir manteniendo” por parte de la MUD, cuyos gobernadores electos han anunciado que se reunirán con la sociedad civil antes de tomar una decisión sobre la condición que se les impone para tomar posesión.

“La idea es que se tome una decisión en bloque. No se va a tomar ninguna decisión que cambie lo que ya se ha dicho”, afirmó en palabras recogidas por el medio local Contrapunto el dirigente de la MUD, cuyos candidatos prometieron no dar ningún tipo de reconocimiento a un suprapoder que consideran ilegítimo y de naturaleza dictatorial.

Según unos resultados oficiales que la MUD no reconoce por las numerosas irregularidades que ha señalado durante el proceso, la oposición venezolana ganó 5 de las 23 gobernaciones regionales en las elecciones del 15 de octubre.

El chavismo gobernante se impuso en 18 estados, contradiciendo de esta forma todas las encuestas publicadas antes de la cita en las urnas.

La posibilidad de juramentarse ante la Constituyente para no perder las gobernaciones obtenidas divide a los partidos de la MUD como ya lo hizo una participación en los comicios regionales que algunos percibían como una forma de legitimar lo que llaman la “dictadura” de Nicolás Maduro.