WASHINGTON, 20 de junio.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó este miércoles una Orden Ejecutiva para no continuar aplicando la regulación contenida en la política de inmigración que separa niños de sus padres cuando entran ilegalmente al territorio norteamericano, debido a que los padres son detenidos y los menores no deben estar en centros retenidos por culpa de violaciones legales de sus padres. La política de cero tolerancia desencadenó indignación en el país y en el extranjero al separar a los menores, pero ahora con la firma de este decreto se pone fin a la separación de familias cuando son atrapadas cruzando ilegalmente la frontera desde México.

El decreto ordena que las familias inmigrantes sean detenidas juntas, pero no quedó claro por cuánto tiempo. También prioriza los procedimientos migratorios de padres con hijos, pero no termina con una política de “cero tolerancia” que exige el enjuiciamiento penal cuando cruzan irregularmente.

“Se trata de mantener a las familias unidas, mientras que al mismo tiempo nos aseguramos de tener una frontera muy poderosa y muy fuerte”, dijo Trump al firmar el decreto en una reunión en la Oficina Oval de la Casa Blanca que fue organizada apresuradamente.

Los videos de jóvenes en jaulas y una cinta de audio de niños que lloraban desataron la ira desde el clero hasta líderes empresariales, así como una condena en el extranjero, incluida la del Papa Francisco.

Trump, que frecuentemente mira los noticieros de televisión, reconoció que la separación de familias era un problema político que crecía, dijeron fuentes de la Casa Blanca. La primera dama Melania Trump, en conversaciones privadas con el presidente, lo instó a hacer algo, dijo un funcionario de la Casa Blanca.

“La primera dama ha estado dando su opinión al presidente desde hace un tiempo, que era que tenía que hacer todo lo posible para ayudar a las familias a permanecer unidas”, contó el funcionario.

Es inusual el cambio de postura de Trump sobre una política controvertida en lugar de ahondar en ella. El mandatario ha adoptado una política firme contra la inmigración, la cual fue fundamental para ser elegido presidente.

El Congreso controlado por los republicanos también está considerando legislar respecto al tema. La Cámara de Representantes planea votar el jueves sobre dos proyectos de ley diseñados para detener la práctica de separar a las familias y abordar otros asuntos de inmigración. Reuters.