SANTO DOMINGO, 28 de septiembre.- La Procuraduría General de Justicia (PGR) reveló ayer que un tribunal local condenó a la empresa brasileña Embraer al pago de 7,04 millones de dólares, el doble de lo que la firma confesó haber pagado en sobornos cuando vendió al país caribeño ocho aviones Super Tucano, en 2009.

El organismo calificó ayer como un hito en la lucha contra la corrupción la sentencia emitida por el Cuarto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, que conoció de un juicio abreviado acordado entre las autoridades locales y la empresa brasileña.

La Procuraduría reveló, además, que esa sentencia fue emitida hace una semana por el tribunal, que también ordena a la firma suramericana ofrecer todos los detalles del pago de los sobornos que hizo, para el conocimiento del Ministerio Público dominicano.

Informó que esto significa que Embraer entregará al Ministerio Público más de 4.000 piezas documentales que se encuentran en proceso de apostillado, las cuales contienen información sobre los sobornos que admitió haber pagado la firma para lograr concretar la venta de las aeronaves.

Esa información, agregó el organismo, fortalecerá el proceso penal en curso ante los tribunales contra las personas y empresas incluidas en la acusación presentada el 6 de septiembre de 2017 por la Procuraduría Especializada en Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca).
El exministro de las Fuerzas Armadas dominicanas Rafael Peña Antonio encabeza el grupo de acusados de recibir los 3,5 millones de dólares que Embraer pagó en el país para asegurarse la venta de los ocho aviones Super Tucano.