José Ramón Peralta, Secretario administrativo de la Presidencia

SANTO DOMINGO, 17 de Junio.- El procurador adjunto Robustiano Peña, del Departamento de Litigios de la Procuraduría, notificará en los próximos días a los ministros administrativo de la Presidencia y de Agricultura, al director general de Aduanas y al exministro de Industria y Comercio, la querella interpuesta por Lácteos Dominicanos (Ladom) en su contra.

Tras cuestionar a los abogados de la empresa Ladom y solicitarles pruebas de la instancia introducida por asociación de malhechores para la importación de productos lácteos contra José Ramón Peralta, Ángel Estévez, Enríquez Ramírez Paniagua y Juan Temístocles Montás, Peña según el abogado Jeremías Novas Fabián, informó que otorgará un plazo de 10 días para que los mismos se refieran a la querella.

En la instancia depositada el martes 6 de junio por ante la secretaria de la Procuraduría General de la República, Ladom los acusa de “actuar de manera conjunta, maliciosa, mediante dolo y desacato para desconocer sentencias de varias instancias que ordenan la reasignación de contingentes arancelarios a favor de la empresa”.

La querella está sustentada en violaciones al artículo 188 del Código Penal Dominicano que tipifica y sanciona el desacato mediante el abuso de autoridad contra la cosa pública y violaciones de los artículos 266 y 276 del citado reglamento.

La empresa afirma que pese a tener un acuerdo firmado con el Ministerio de Agricultura y que en el 2013 se autorizó importar 1,980 toneladas de leche en polvo provenientes de Estados Unidos, lo que se ha hecho de 2014 a la fecha es reducirle el monto y las toneladas pese a decisiones judiciales en favor de la empresa.

Asegura que otra empresa pasó de 660 toneladas métricas de leche en polvo autorizadas en 2013 a 2,220 a importar para el 2017.

Según Ladom, sentencias del Tribunal Superior Administrativo, Cámara Civil y Comercial del Distrito Nacional y el Tribunal Constitucional, les han dado ganancia de causa pero ninguno de los Ministerios han aceptado reunirse con ellos y poner fin a dicha situación.