SAN JUAN, 6 de junio.- Tras una votación realizada el lunes, la universidad pública más grande de Puerto Rico reanudará labores después de dos meses de huelga de estudiantes que llevó a la renuncia de su presidenta.

Los estudiantes votaron a favor de terminar el paro de labores que inició a fines de marzo para protestar por un recorte presupuestal de 450 millones de dólares solicitado por una junta federal de control que supervisa las finanzas del gobierno de la isla.

Una corte ordenó previamente a los directivos que reabrieran la universidad el 11 de mayo, y ha emitido multas por casi 30.000 dólares desde esa fecha. La Comisión de Estados Centrales sobre Educación Superior puso en período de prueba a ocho de 11 instalaciones de la Universidad de Puerto Rico en parte debido a la huelga.

El gobernador del territorio estadounidense está buscando un recorte presupuestario de sólo 200 millones de dólares para la universidad.

El presidente previo de la universidad y otros directivos de alto rango de la institución educativa renunciaron en febrero como protesta a los recortes presupuestarios.